PoeSite (principal)



Zahamín Añez



"SER"

El mundo no existe como tal,
El mundo eres tú...

La vida es un largo sueño,
Perseguimos cosas que se esfuman con el tiempo,
Somos energía atrapada en este cuerpo,
Barrotes transparentes,
Cárcel de viento.

No existen límites,
Nosotros nos limitamos,
Nosotros nos burlamos,
Nos dejamos absorber por esta realidad, que no es mas que un sueño,
Sueño del que despertamos cuando morimos,
Cuando realmente comenzamos a existir,
A sentir.

Depende de lo que hagamos en este sueño,
Y lo recordaremos como algo bueno,
Como un buen sueño,
Ese es nuestro cielo,
Lo que merecemos,
El despertar de una conciencia dormida,
Ese es nuestro infierno,
El recordar una pesadilla,
Todas las cosas malas que hicimos en nuestra vida,
Las cosas obviadas,
Las cosas escondidas,
Nuestras mentiras.

Pero no todos despiertan,
Hay quienes extinguen su energía, dejándose absorber por ese sueño,
Se encariñan tanto con la falsa realidad, que no quieren despertar,
Corren tras esas cosas que se esfuman,
Sin darse cuenta se hacen parte de un sueño eterno,
Entonces cuando mueren, se quedan en el féretro.

Dios no esta en las estatuas,
Esta en el paisaje de ese sueño,
Señalándonos el norte,
Porque el es nuestro guía,
La única energía superior,
Que esta muy por encima de nosotros,
Algunos pocos tienen una pizca de energía para sentirle,
La mayoría se ha dejado consumir, por otros sueños dentro del sueño,
Han perdido la esperanza, el sentido de vivir,
Sus ojos cansados lo buscan en el periódico, todas las mañanas,
En el café,
En la cama,
Lo mas irónico es que lo buscan sin darse cuenta,
En tal persecución, terminan confundiéndolo,
Con sus ropas,
Sus trabajos,
Los besos,
Un trago.



TITERES

No podemos ver los hilos que ellos han tejido sobre nuestros cuerpos,
Hilos que nos hacen bailar al son, de una trágica y agridulce canción,
El sonido de la disputa,
El sonido en el que riman los llantos y el dolor,
La guerra, una vieja canción.

Seres como de otro mundo,
Seres que ansían destrucción,
Un día fueron humanos,
Hoy se han convertido en codicia, en poder.

Disfrazados de filantropía,
Hablan de bienestar,
Tocan los tambores de la hermandad,
Mas vale que bailes,
Nadie puede sus cuerdas cortar.

No se si títeres,
No se si borregos,
Lo que se es que muy poco vemos,
Estamos ciegos,
Estamos hiriéndonos.

Atrapados en las cuerdas,
Enredados en el sistema,
Ellos nos miran perplejos,
Se asombran de cómo bailamos con tanto talento.

A veces noto que mi cuerpo se mueve hacia lugares que no quiero,
Siento en mi espalda un nudo que me sostiene,
Pero el sonido de la canción me hace perder la razón,
Me hace olvidar que estoy causando dolor,
Que estoy bailando tambor.

Entre odio y amor,
A medias, vivo yo,
Entre maravilla y miseria,
Descansa y despierta mi corazón,
¿Sientes tu nudo?,
¿Sabes de que te hablo hoy?.

Zahamín Añez
azabache34hotmail.com

joldan
Lo más reciente en PoeSite Página principal de PoeSite