PoeSite (principal)



Laura S. Schapira



EL BESO

Llegará.
Ineludible en este cielo
cuando cada segundo es tan perfecto
y es tal como soñamos,
llegará el beso: no es lejano.
Está en nosotros: lo sabemos.

En nosotros
todo se prepara para el beso.
Inevitable
llegará el día, que ya es tiempo.
En el infinito lugar de mis espacios,
tus aguas surcarán a mis desiertos.

Cuando en el sitio de tu alma más arcano
mi alma te flamea como el fuego,
llega el beso, tal cual lo hemos soñado:
apasionadamente eterno.

Apasionadamente
todo entre nosotros y este beso.

Llegará y no es lejano,
llegará, que ya es el tiempo.
En nosotros, que desde siempre nos amamos,
todo se prepara para el beso.



TRAS LA CRUZ

El alma como un lirio
buscaba de sol a sol
la Belleza más perfecta,
en fatal adoración.
Iba curándose heridas,
mas con una suerte perversa,
nuevas llagas se abrían
mientras limpiaba las viejas.

¿Qué cruz le impelía
a los rayos del dolor
si más allá del Amor
se cura toda herida?
¿Qué sierpe maligna
se le enroscaba tan dentro
que aunque supiera del juego,
el jugar le dolía?

Mas sin declinar por ello
su búsqueda mejor,
arremetía feroz,
contrariando tal suerte.
Llegando a tal muerte
en el que sangrar no doliera,
como pústula doliente
iba el lirio en contienda.

Amarrado a sus sueños
con fiel garra de tigre,
restañaba la sangre,
constante su aliento,
mientras seguía a su presa,
repleta de sol y llanto,
para quitarle el manto
lacrimoso a la pena.

Que era un lirio guerrero
y no se llora en pelea.
Aunque el dolor lo desangre
y estallar le parezca.
Iba persiguiendo a su suerte,
en pos del triunfo, a matarla,
como un noble y fuerte guerrero
el lirio sangrante de su alma.



DESTIEMPOS

Vana inquietud de los relojes.
¿para qué sirven? díme.
Aquí estoy otra vez
tejiéndome en sueños tu voz
que promete llegar pero no llega
en esta lucha
despiadada con el tiempo.

Máquina lúgubre que no me deja oírte
y los mares rugen tu ausencia

Y quiero oírte
y quiero verte.

Cuántos destiempos, amor.

Y sé que estás ahí,
no me lo digas,
ya lo sé.

Es sólo que quería oírte
y otra vez los relojes
nos jugaron en contra.



LO QUE TE HAGO

Te miro, te sonrío, te vislumbro,
te tintineo, te trepido, te sondeo.
Te adivino y encontrándote, te acerco,
te incido, te contacto, te capturo.
Te sublimo, te eternizo, te trasciendo,
te beso, te abrazo, te procuro.

Te rimo y consonante, te me inundo,
te descubro y sabiéndote, te acicateo.
Te maravillo, te apasiono, te deslumbro,
te alegro y tremolándote, te muevo.
Te acaricio, te renuevo, te contengo,
te conozco lo sitios más oscuros.

Te atrapo, te hechizo, te recreo,
te movilizo y moviéndote, te embrujo.
Te amanso, te concedo, te relumbro,
de deseo, te deliro, te poseo.
Y sabiendo de tus deseos más ocultos,
te cuido, te enseño, te resuelvo,

te hago, te mimo, te comprendo,
te navego y abarcándote, me incluyo.
Te encanto, te ilumino, y coloreo,
te iriso, te rodeo, te circulo.
Te pinto, te muestreo y triangulo,
te acaramelo, te ardo y redondeo.

Te soy y de algún modo, te conduzco,
te huelo, te incito, te divierto.
Te digo, te bendigo, te prometo,
te estoy y vertiginosamente te seduzco.



TE ADVIERTEN LOS PELIGROS
DE ENAMORARSE DESESPERADAMENTE DE ELLA


Ella te advierte
sobre los peligros
de que te enamores
desesperadamente de ella.

A saber:

Tus sueños deberían reemplazarse por otros
(éstos se harían realidad).

Entraría el sol
a tus túneles más oscuros.
No sé si quieras.

Cambiarías el otoño
por una eterna primavera.

No cabría en ti
lugar para tristezas.

Sabrías
de una vez por todas
lo que significa ser feliz.

Laura S. Schapira
laurasusana@fibertel.com.ar

joldan
Lo más reciente en PoeSite Página principal de PoeSite