PoeSite (principal)



Samuel Akinin Levy



Me cuesta callar

Cada vez que escucho tu voz
Con la dulzura de su tono
Cada vez que pienso en ti
Cuando lo hago a mi modo
Me doy cuenta de una verdad
De un sentir aterciopelado
Y es que, cómo he de olvidar
Momentos donde me has amado
Si fue una o quizás dos
Si me amaste todo el tiempo
Si me quieres como yo
O es tan sólo mi pensamiento
Eso, importancia no tiene
Pues como ves lo que más duele
Es que escribo sin decirte nada
Te hablo sin que me entiendas
Me entiendes sin que te hable
Y en el acumulado de evasivas
De las muecas muy escondidas
De los gestos placenteros
De los deseos más ansiados
De los vocablos callados
De lo que decirte, sé, quiero
Soy hoy casi un prisionero
Pues sé que hablar no debo
Como también estoy seguro
Que callar, en verdad no quiero



Siguen siendo tuyas mis palabras

Oigo la música y mi corazón vive
Las palabras que escucho con ella
Hacen renacer momentos idos
Son sentimientos que dan calor
Que permiten volver a creer
En aquello que un día llamamos amor
Las palabras que brotan de otras bocas
Se hacen presentes y nos dejan ver
Por como entran en nuestra mente
Que la vida no se ha acabado
Que estamos otra vez, en el comienzo
En la mitad o en el mismo punto
Que una vez sirvió de arranque
Para encender hogueras, pasiones
Esos días que nos llenamos de ilusiones
Que no éramos niños sin embargo
La ingenuidad gobernaba la mente
Aquellos hermosos momentos idos
En que creíamos en mucha gente
Pensando que la vida era simple
Y por lo tanto estaba bajo mando
De un simple deseo, de nuestro comando
Sigo escuchando las notas musicales
Y como un rezo al Dios supremo
Van formando ideas que de a poco veo
Será que el amor no tiene edad
Que uno quiere más con los años
Simplemente el volverlo a pensar
A creer, a sentir, a esperar y desear
Nos regresa de inmediato a otros años
Aquellos en que nada nos preocupaban
Esos especiales que nos hicieron forjar
Mismos que doblegaron nuestro carácter
E hicieron de nuestro futuro un cerco
Una base férrea, como un monumento
Al que debíamos alabar, emular, llegar
Hoy puedo a través de esta música
Sentir que puede haya otros colores
Que dominamos y conocemos el pasado
Pero que aún entrando ciego al futuro
Me gusta lo poco que veo me ha develado



Si no es para ti, ¿para quién?

Preguntas con dudas si eres la musa
Planteas cosas que nunca pensé
Formateas un programa desconocido
Mismo que jamás imaginé
Las flores que nunca llegaron
Las cientos de cartas que no mandé
Las palabras que no nacieron
El sentimiento del que no te hablé
Supongo fueron culpables
De lo no hecho por mí ayer
El hombre se reprime, se acobarda
Como fiera de caza se agazapa
Sabe lo que pretende lo que ama
Más como mar sereno, en calma
Espera, vigila, considera y clama
Y a la presa que es suya la reclama
Lo hace cuando el tiempo lo indica
Lo logra cuando el cuerpo lo quiere
Lo disfruta desde que el pensar vive
Y luego que lo obtiene, hasta que muere
Tengo hambre de ti desde siempre
Pienso que desde antes hasta de nacer
Lo mismo me ocurre con la sed
De beber tus besos y todo tu vergel
Esto no es una de las rutinas
Que acaba con los amores
Es quizás una aletargada voz
De algunos separados corazones
Que despiertan una mañana
Y miran como ciegos su derredor
Pues no encuentran los motivos
Que debieran ser el más puro amor
De nuevo callo mis quejidos
Como lo he venido haciendo
Sí, tú lo sabes, es sólo contigo
Donde ahora tengo mis pensamientos



No sé ni qué decirte

Tu tristeza me conmueve
A niveles insospechados
Y es que contagias mi mente
Con tus dolores indeseados
Quisiera ser tu ángel guardián
El ser que cuide tus sueños
Que te proteja de todos
Y te colme con mil besos
Quisiera entrar en tu mente
Quedarme en ella viviendo
Cambiar de pronto tu suerte
Y no verte más sufriendo
Quisiera, cómo quisiera
Decirte lo que mi boca calla
Llegarte como ese agua clara
fresco torrente de cordillera
Y entre lo que quiero y puedo
Entre lo que puedo y quiero
Entre que lo digo y callo
Entre lo que tengo y olvido
Entre lo que nunca he olvidado
Entre lo contigo vivido
Entre lo contigo soñado
Entre lo que me es muy querido
Y lo que pienso como ansiado
Surgen tantas cosas nuevas
Tantos posibles atajos
Tantas dudas que se aferran
Tantos amores callados
Quisiera sin decir lo que quiero
Sin pensar en lo que ansío
Sin sacudirte tus penas
Sin encontrar el desvío
Que eres más que una reina
Menos mortal que una diosa
Más almizclada que una rosa
Y más deseada que la vida entera



Cuando cantas a mi oído

Llegan tus palabras
como acordes musicales
a esta alma solitaria
que agradece como siempre
lo expresivo de tu amor
Llegan a lo más profundo
Marcando surcos y rumbo
por todo el sentimiento
que expresa tu corazón
Llegan y se asientan
Esperando mejor momento
como lo hace el buen vino
cuando descansa en bodegas
antes de poderlo libar
Y se quedan despertando
ilusiones que eran pasajeras
que iban a otros rumbos
a donde no lo sé ni yo
Llegan tus palabras
junto a recuerdos imborrables
que han sido los momentos
más hermosos de mi amor
llegan y las mismas se quedan
como lo hace siempre
el mar en la orilla de mi playa
que retorna, que te espera
que pareciera ser otro
pero sin embargo, él espera
hasta que lo pises descalza
penetres tu cuerpo entero
y sientas con aflicción
como siente mi corazón
que de ti es prisionero
por lo mucho que te quiero



Un dulce presentir

Besar de tu boca los labios
Sentir el palpitar de tus dedos
Querer ser el aventurero
Que explore todo tu cuerpo
Ver el fondo de tus ojos
Saborear tus dulces mensajes
Entretejer tus finos cabellos
Enamorarte durante el viaje
Ser tu amante y señor
Dueño de todos tus sueños
Esclavo de todos tus gustos
El que te diga mi amor
Vivir con un pensamiento
Una idea fija sólo en ti
Sentir hasta remordimiento
Por no ser dueño de ti
Quisiera ser eco de tu onda
La cobija de tu piel
Los oídos de tu trova
Y el agua tibia de tu llanto
Soy la sangre que recorre
El monte de tu arrojo
El que no sabe tu nombre
Y el dueño de tus ojos
Soy, quien soy y nada más
Uno que te ama, más y más
Que perdura, que te clama
Y calienta solo la cama
Pero qué quiero de ti
Qué estoy al fin pidiendo
No lo sé, sí entiendo
Y es que contigo quiero
Drenar lo que siento



Como estando sola

Oye, escucha la voz de mi conciencia
Detén la fuerza de los mares
La inquietud que ejerce mi presencia
Y acepta mis palabras como salen
Tú, no te sientas ajena a lo que digo
Tan sólo un corazón como el mío
Descansa cuando expresa verdades
Y siente paz al vivir sus realidades
Hoy, es contigo que hablar quisiera
Veo, que te crees como estando sola
Cuando la gente toda te admira
Y al hablar de ti hasta hacen olas
Estoy seguro que tú lo sabes
Que todo lo que ocurre, conoces
Que pretendes cambiar los caudales
De ríos tranquilos de agitados mares
Cuando te canses de no hacer nada
Cuando tu verdad sea la que llama
Alza tu voz, grita un suspiro
Y verás a cientos de tus amigos
Correr en busca del llamado
Ese que has olvidado en los años
Pero que a veces no es ni necesario
No lo dudes, te quiere quien te ama
Quien lo dice, quien lo calla
Quien te mira, quien te halaga
Quien te ve de forma sana
Y el que conoce tu alma,
No sólo te quiere, también te ama



Un canto público

Quieres que cante tu amor
Que reviva las cosas más sublimes
Me pides que diga lo mejor
Que tengo como memoria que vive
Acaso pretendes olvide lo de ayer
El pasado para mi es sólo un día
Supones que la vejez sea mi agonía
Y olvide los momentos más deseados
No seas tonta mujer, nada ha cambiado
Si a veces callo es por la simpleza
De tomar hábitos prestados
Callar no es el lenguaje propio
De éste que te admira por los años
Lo que ocurre es que la edad
Me ha enganchado ya cansado
Y mi voz se arrastra con el tiempo
Acallando penas sueños y sufrimientos
Eso no quita que la verdad prevalezca
La conciencia de un primer paso
Que lo no dicho es sólo un caso
La verdad mantiene mi ánimo
Tu presencia me sirve de estímulo
Reconozco que he estado callado
Sin embargo te declaro mi amor
Más que nada por como me has tratado



¿Sería sueño?

Hoy tuve un sueño
Llegaste a mi sin disimulo
Tuviste la paciencia de esperar
Y mi mente calló, cual mudo
Tus ojos comenzaron a hablar
Destellos que abrieron mis cielos
Sentí en el fondo de mi ser
Algo así como el fuego del infierno
Fundiste la pasión de mis pasiones
Atrayendo a mí muchos recuerdos
Despertaste a algo que creí muerto
Y voló renovado con tu amor
Hoy tuve un sueño
No quise despertar del mismo
Jamás capté ese gran cariño
Que mirando tus ojos me brindaron
Y dormí ese sueño tan deseado
Esa noche que tus ojos me obsequiaron



Disipa tus dudas

Te asomas de nuevo a mi vida
Y hoy te veo llena de dudas
Lo haces como si fueses extraña
A las puertas de mi alma
Y preguntas... ¿acaso dudas?
Siendo como eres un ser que ama
Que antes de ver sientes, clamas
Que poco se te escapa
Muy poco por no decir nada
Me doy cuenta de cosas extraordinarias
Has crecido en la orilla opuesta
Se te olvida de este lado la presencia
Cuando alces tu mirada acostumbrada
Encontrarás a mucha gente que te aprecia
Se contagia la envidia y el egoísmo
Se convierten en islas o en istmos
Y si no abres los tornos de tu cielo
No podrás ver la luz de tu lucero
Te llenas de dudas por cobardía
Te haces sentir fría como el viento
Es la luna que quiere engañar
Con una luz no propia al cielo
Cuando sabes, eres el sol que quiero
No desdigas que eres todo un huracán
Sé, que el calor lo llevas muy adentro
No dudes más, se ilumina tu camino
Y con ello puedes de a poco ir apreciando
Distinguiendo la luz de las tinieblas
Apartando pesadillas siniestras
Ama, como tú tan sólo sabes
Ríe, como tú tan sólo puedes
Quiere como tú tan sólo sientes
Siente como todos sabemos quieres



Cuando te supe triste

Veo que han herido tus alas
Que han golpeado a tu ser
Te han hecho mucho daño
Y eso, sí que no puede ser
Quedarme estoico no puedo
Me he enterado y me duele
Un hombre así ya no merece
Que le digas yo te quiero
La soledad hoy nos asusta
Nos acostumbramos a ser
El eco del que se quiere
Y tememos no volver a ver
La soledad es algo notable
No recordamos otros daños
Más cuando vemos a los años
A veces vemos es deseable
Es un mal, a veces nos toca
Pareciera ser como la muerte
Y cuando soltamos la boca
Vemos, ya estuvo presente
Se quiere y se ama con todo
Con lo real y lo que uno imagina
Y tú, con tu sonrisa divina
Y sé que tú has amado a tu modo
Me entristece tu dolor
Saber que lloras de noche
Que tu mundo ha cambiado
Pero sé, que vas a estar mejor
Pues el que dejó que volaras
No imaginó que sola lograras
Estabilizar tu naturaleza
Y volver a ser quien eras
Eres nuestra ave matutina
Que iluminas con tu canto
La soledad de la noche
La tristeza vespertina
Aquél que no supo lo que tenía
Que cambió el oro por plomo
Como en tiempos de moros
De todo aquellos que desconocían
No merece tu presencia
Ni merece de tu amor
Quién ha dicho que egoístas
Nos puedan hacer sentir mejor
Quiero sepas una sola verdad
Cuando Dios hizo tu horma
Los demás humanos celaron
Tu dulzura fue una nada más
Lo digo no por cumplido
Por ese decir que solo se va
Lo digo por que lo siento
Y es lo que cuenta en verdad
Deja que el llanto se aleje
los sentimientos digan verdad
que el tiempo en ti madure
y sigas siendo reina de los demás



Amando, sin saber, sabiendo, te amaré

Quiero lanzar una frase que llegue a tu oído
Quiero expresar cosas que están conmigo
Quiero sientas lo que mi amor construye
Pidas y quieras el gran amor que me fluye
Ayer fue un día que pasó sin darme cuenta
Las horas caminaban a mi lado sin verme
Era tanto el agobio de vivir, no soportaba
Estar como estoy, muy triste y lejos de ti
Hoy que consciente miro hacia el futuro
Me encuentro con gente, noto su lado oscuro
Y pretendo pasar como lo hace el viento
Sonando tan solo, yéndose muy contento
Mientras al no ver tu sombra, ni cuerpo
Presumo que aunque parezca vivo estoy muerto
Sino en la fosa que en la que a veces pienso
Sí, en el cuerpo que mirando el firmamento
Tan sólo espera una luz, un rayo fugaz
Una voz aterciopelada que venga a calmar
La sed que calme mi oído, la verdadera paz
Que se logra cuando lo vienen a uno a amar
Me he puesto a pensar en cosas triviales
Me he puesto a pensar en cosas reales
Las unas me hechizan, me llenan de contento
Las otras dan fuerza a este amor que siento
Y cuando debo escoger entre una u otra
Aspiro al que más, no con una nada más
Te quiero, porque sin ti siento un gran vacío
Te amo, pues no sé como verter el fuego
Te odio, pues como apreciar de ti lo primero
Sin saber que te quiero sin saber que te anhelo
Sin aborrecer tu lejanía, la distancia y los días
Sin saber cuánto me gustas, y si no me odias
Pues te escribo, recibo del correo un mata sello
Que dice, que no se ha podido el mismo entregar
Pues el mensaje no tiene dirección, ni nombre
Acaso el cielo no sabe a quién amo, a quien quiero
Repito como por años lo he venido haciendo
Te escribo, no sé ni me importa quien me lea
Pero sí sé, que voy a formar con todas las memorias
De más está decir que nos llevarán a la gloria
El sueño ése que estoy seguro una vez tu despiertes
No se perderá por falta de dirección, ni de nombre
Cuando tú lo hagas y alguno de mis mensajes
Por el destino y no el por cartero, tropiece tu corazón
Seremos amores eternos que irán más allá de la razón



Amándote en el invierno

Así como el agua se enfría
La sangre la emula también
El calor de hacerte muy mía
A ése, jamás renunciaré

Morirán las hojas y los peces
Las ramas dormirán después
El mundo se verá dormido
De frío al nevar otra vez

El panorama sombrío pareciera
El paisaje de un polo normal
La soledad será la que impere
O tú el amor me entregarás

Así como hice en verano
En otoño más tarde también
No pienses que en el invierno
El frío me haga temer

Te he dicho de mil maneras
Lo que pienso en la vida hacer
Te he repetido al cansancio
Que de ti no me olvidaré

Quisiera vivir la primavera,
No tener que esperar el final
Sentir que la sangre me fluye
Y que no sea la mía nada más

No dudo que tu amor está vivo
Que me haces feliz al pensar
Que callas por mera cobardía
De saber me puedas amar

Qué quieres que te diga
Que calle y tan sólo conciba
Que si una mujer no cocina
En la cama no sepa amar

Sé que amarás como golondrina
Que tu cuerpo calentará el mío
Que tus brazos rodearan mi cuerpo
Y que tu boca saciará mi sed

Encenderás con tu cuerpo el fuego
Derritiendo el frío más cruel
Haciendo que tu amor sea anhelo
De éste que te invita a ser

Te invito a ser mujer de mis sueños
Realidad de mi propia existencia
Seas, la locura de años ahogada
Con la fuerza de tu amor real

Sigo admirando el frío del hielo
Lo hago al ver lo que él tapa
Recubre un poco la madera nata
Más permite renacer luego el fuego

Lo verde de las nuevas hojas
Lo rojo de las flores bellas
Lo amarillo del sol radiante
Y lo eterno de un amor real



El camino del caminante

Una mezcla de sentimientos
Se apodera ahora de mi mente
Una invasión de grandes dudas
Gobierna cada movimiento a dar
Quisiera que una parte de mi vida
De algún modo me ayudara a notar
La incertidumbre que me invade
La cobardía que se presenta
Temor a hacer daño, o les duela
Por hacer cosas que uno ni sueña
Estoy consciente, sin duda he sufrido
Tanto que mi cuerpo sigue adolorido
Estoy consciente que me he perdido
Pues ya no me acompaño de amigos
Como hice en el camino del pasado
Ese mismo que mantengo guardado
Y que como ese otro barco anclado
No tiene, ni va a destino fijado
Se acerca la disposición del tiempo
Página final emanada del cielo
Y sigo sin entender el comienzo
No sólo eso, me perdí en el camino
Consulto con seres que quiero, amo
Si es por alguna debilidad que lo hago
Veo que los haré sufrir, no lo concibo
Lo que me ocurre seguirá conmigo
Y lo que suceda, lo veré en mi camino



Asomándome entre las nubes

Aburrido, levanto la mirada al cielo
Y con una arrogancia desapasionada
Al fijarme, descubro un rayo de luz
Es una imagen que mantengo guardada
Defino, el fondo de color celeste claro
Estaba todo envuelto en manchas grises
Entre otras cosas, se premonizaba agua
Sin embargo al prestar atención
Noté, que allí, aunque oculto, Él estaba
Abriéndose paso se dejaba ver
Irradiaba una fuerza de luz
Que del fondo del gris, brotaba blanco
Un blanco que podía ser su capa
El vestido de luces de Dios
Quedé impresionada por la vista
Por la majestuosidad de elementos
De la calma que trajo a mis tormentos
Y la idiotez en la duda a Él persista
Recuerdo complacido su hermosa brillantez
Revivo y les digo la fuerza de su color
Me extraño y digo lo imposible de creer
Lo afortunado, y lo que ésa tarde vi yo



Despierta amor del olvido

Cuando callas, llenas de dudas a mi amor
Al hacerlo, de mis lágrimas se nutre el mar
Lo Pones en dudas y me haces creer, no soy yo
Ése, éste, yo si soy quien en verdad te pueda amar
Pareciera ser como si el hombre en sí quisiera
De todas las mujeres a aquella que sólo domina
El innecesario, El arte pueril de la cocina
Cuando la otra verdad es ya mí quimera
Te amo y tú lo sabes más que bien
Lo hago al pensar como bien suelo
Cuando en ti pienso o cuando duermo
E inclusive cuando sopla el viento
Cuando con ello trae a mi memoria
Los años que se han ido de mi lado
Esos que se han de algún modo perdido
Pues tú con tu silencio los has dormido
Amor siento que hoy me has tocado
Con el roce cariñoso y muy aterciopelado
Que produce el amor que tienes represado
Pienso que al final ya lo has develado
Cocino en mi mente palabras cálidas
A sabiendas que tú hoy las digieras
Como ves empleo tan sólo ingredientes
Para mostrar mi alma y corazón ardiente
Que espera la inusitada llamada del alma
El dulce bocado terrenal que anhelo
Y colmarte pronto con millones de besos
Pues aunque no lo creas, amor, te quiero



Algunas veces, hay que decir

No sé si te he dicho cuánto
Si mis labios se abrieron cuándo
Si mi mente se cansó de tanto
Y si mi corazón pueda aún
Lo que estoy claro vida es que
Si mi silencio durmió tu amor
Si tu cuerpo se enfrió de tanto
Si tu mente me de dejó de lado
O si tu amor se alejo de ti
No ha sido culpa toda mía
Ni tampoco de mi abandono
Ha sido, sólo por cómo te adoro
Que ya no sé ni qué decir
Te amo en silencio, y a lo lejos
Te amo en mi sueño y realidad
Te amo como sabes que te quiero
Te amo y ésa es mi pura verdad



Con esto me conformo

No sé si mañana será un día más claro
Si las cosas las pueda entender
No sé si en otro mañana yo exista
Como tampoco en supuesto caso de estar
Puedo imaginar, lo que pueda hacer
Con los golpes aprendí, el futuro
Es tan sólo, lo que pasó ayer
A la vez, el pasado tan solo sirve
Para a los muchos errores, reconocer
Y desdoblando todo lo que es tiempo
Con los años me he dado cuenta qué
Se vive, sin uno poderse dar cuenta
Que lo hacemos dentro de una mentira
Lleno de sueños imposibles de ver
Cuando es en presente, lo que tenemos
lo que debemos hacer valer
Esto que vivimos y con ello vemos
Como por ejemplo y sin medir más
La realidad de estar con vida
De poder conocer y a la vez reconocer
Sentir, amar, y admirar esta maravilla
Poder vivir, amar ser amado y nada más



Un hombre con fortuna

Cómo sentirme abandonado
Sabiendo que sí estás
y que de ti me he enamorado
si esto no te lo hago llegar
Quiero transmitir mi onda
las palabras que mi pluma
disfrazan con ternura
lo que en mi mente ronda
La dulzura de tu voz
Penetra en mi corazón
Abre las cerradas puertas
Que tiene preso a mi amor
Y es tan tierna tu mirada
Que cual seda se resbala
E irrumpe en todo mí ser
Sabiéndote ya como mi amada
Cuando rozas mis pensamientos
Con lo poco de ti que recuerdo
Me haces sentir que la llama
Encendida una vez, no se apaga
Si viajas a mí con el viento
Como ave en busca de su nido
Pronto sentirás lo que yo siento
Cuando de amor hables conmigo
Me ocurre que si calla tu presencia
Una angustia me acosa
Sin saber ya que otra cosa
Pueda suprimir mi dolencia
Te amo, cuando abro los ojos
Lo hago, cuando tú no estás
Te quiero, es que sin ti no puedo
Disfrutar, ni siquiera la mitad
Veo que mi canto te entusiasma
Que las voces que te llegan
Pareciera que al fin te halagan
Eso me hace ver, hay un mañana



 

Samuel Akinin Levy
samuelakinin@gmail.com

joldan
Lo más reciente en PoeSite Página principal de PoeSite