No es que haya olvidado eliminar algunos textos viejos... Es que siguen tan vigentes como cuando se publicaron

Reunión de Condominio, (Un texto de Gonzalo "Chile" Veloz con comentario de José L. Dasilva)


Hacia el Fuego
(adiós al 2007)
A Pedro Martínez

Arrojadas al fuego las memorias
los almanaques todos
aspirando solo al frío
espectral de lo no sucedido
y esperando sin esperar
heme aquí en este ruedo
de vida-muerte
como el viudo insomne
de torres de Aquitania

"sin laúd constelado"
ni estrellas en el cielo
zurcidas por las manos
de un niño-dios que juega
hacer del universo
miríadas de deseos,

y un miura en mi costado
muge solo en los sueños,

y el traje de alamares
se tiñe de la sangre
de la rosa que antaño
floreció en los jardines
sin los porqués
de un tiempo

que nos lleva y nos trae
como la mar incierta
"siempre recomenzada":

y este "hablar de lo eterno
y las edades muertas"
y el "llorar a Adonais"
cubierto ya de hiervas,

son el cierto destino
de un libro que es el cuerpo:

cuando la edad provecta
nos resigne a la nada
"alma mía gentil"
da mi saludo a Pedro,

y di entonces
"¿quien marcha
entre la violeta
y la violeta"?

"¡Palmas! ¡y la dulzura
de una vejez de raíces"
donde purificado
por las ánimas áureas,
yo me elevo a lo alto
del "prístino holocausto"

con voces silenciosas
que moran en espejos

Oscar Portela
Corrientes Argentina

Mensajes


J. Aragunde
¿Quién dice que la paz es frágil?. ¡Es imposible romper la paz!.
Sopla el viento. Ponemos una pared entre el viento y nosotros y, así, evitamos que el viento nos toque; pero, el viento, sigue allí, soplando.
La paz es como un viento que sopla continuamente.
No hay manera de romper la paz, tan sólo podemos esquivarla y, para ello, inventamos los conflictos.
La guerra -y todo conflicto, por pequeño que sea- es una muralla que construimos para evitar vivir en paz.
¿Tal vez nos asusta vivir en paz? ¿quizás tenemos miedo de convivir en paz?. Vivir en paz implica respeto hacia nuestros semejantes y cumplir las normas de la sociedad en que vivimos. Implica aceptar compromisos y hacernos responsables de nuestros actos, entendiendo que somos los únicos "culpables" tanto de lo que somos como de lo que nos pasa -de lo "bueno" y de lo "malo"-. La "ventaja" de tener siempre a quien culpar es que uno nunca se siente responsable de nada, ni siquiera ante si mismo. Tal vez por eso nos asusta vivir en paz.
(Joldan)
¿ES ÉL?

Hay un lugar
al trasluz de su mundo
donde su sombra llora
donde la amapola de su corazón
toca a arrebato granate
donde las imágenes son leños
las hierbas polvo
la piel escombros estrechos
el aire mueve los labios
y los labios son quejidos

alucinaciones
un cascarón de cuerpo
arrastra sin respiro
música que chasquea el oído
suspiros de seda mate
son los cansancios del barro
con los brazos al viento
y descalza el alma

la vida acallada en las manos
los dedos rumian su historia
reflejos del olvido en la rompiente
la lengua bordada en arena
la garganta piedra de aliento
y bajo el alambrado de su mirada
ojos de hombre adolorido.

María Cristina Solaeche
Maracaibo- Venezuela



El miedo

Ayer estabas,
dulce como la noche,

verde del parque.

Ayer estabas
y te tuve un segundo.

¡Amor, amor, que tu sino
me protega y me ampare

de su boca,
de sus labios

cuando al fin
dejen de ser lejanos!

Ha de morir una parte
mía, esa que dice

que no existes.

Quedaré desnuda
ante sus manos.

¡qué desazón!
¡qué agonía!

¡esa de quererle
y no quererle!

¡de temerle más
que a la misma muerte,

porque más que la muerte
me atrae!

Despiertame.

Llévame al parque.

Déjame brotar entre tus raíces
para que se me contagie la vida.

Háblame hasta que sepa.
Cómo escucharte.

Búscame incansable.
Mas allá de mi alma

Quiero encontrarte.

Lucía E. Muñiz


Sitios para visitar:

Sitio para principiantes
Centro de estudios Poeticos asociados de Cataluña

Caribenet: el portal del caribe
"Un día más, soleado, húmedo, con ese aroma a palma, comida rápida y mar cercano. Con la desincronizada cacofonía de carros, voces en distintos idiomas, música que vienen de automóviles, grandes bocinas, motores rugientes."
Lucy Arciniega


poesia infantil

Ateneo de Sevilla
Fundacion Amalio
Andar Poetico
Panfleto Negro
Revista Guadalquivir

El verso que viene


Mensajes

Internautas por la Paz y La Libertad

CONTENIDO
Notas personales
En tiempo de Reflexión
Nota sólo para críticos compulsivos
A quien pueda interesar
POETAS EN PoeSITE
(En estricto orden de llegada)
José Luis Dasilva
Filiberto Rodriguez
Salvador Vanegas
Jorge Luís Suarez
Kayzim Suarez
Walter Fant
Marinés Iglesias
Chelo Ponsoda Martín
Nora R.
Hernán Iriarte
Harold Durand
Carlos Barbarito
Leonardo Schwebel
Jorge Urdapilleta
Irma y Joan
Pablo Mora
José Alejandro Palacio Grillo
Daniel Rubén Mourelle
Hortencia de la Rosa Ramírez
Torkins Delgado
Alejandra Pultrone
Rolando Revagliatti
Carmen Bruna
Narciso Ramos
Andrés Ignacio Level
Vicente Acuña Moenne
Wenceslao Maldonado
Abraham Zhinzhiyas
Rolando Sotelo
Aaron Domínguez
Ma. Eugenia Rodriguez G.
Antonia Núñez
Marcelo Moscaritolo
Sandra Soca Garibaldi
Francisco Arias Solís
Anahí Lazzaroni
Raul Mansilla
Diego Badillo
Raquel Pérez Canalejo
Lucía E. Muñiz
Edea Nolan
Teodoro R. Frejtman
Stieben Paul
Mirta Itchart
Edgar Martínez Castro
Jaime de la Gracia
Gabriel Impaglione
Manuel Osorio Falcon
Nestor Ventaja
Fausto Rodrigues Valle
Carlos Roberto Muñoz Romero
Manuel Lozano
Daniel Martínez
Rogelio Ramos
Maricel D'Alessandro
Jerjes Olavarria Gallardo
Juan Tunez
Lucía Giraldo
Mathias Brambilla
Edilio Mujica
Laura Curie
Luia
Francisco Moreno
Jaime Moya
Dante Montiel
Miguel F. Rodriguez Sanchez
Genaro Ortega
Raúl Márquez
Carlos Manuel Roos
Germán Hess
Macky Corbalan
Anfisa Osinnik
Karim
Guillermo Coulter
Gracia Torres
María E. Sancho
Albin Casana
Daniel Montoly
Olga Edith Romero
Mickel
Marta Fdez
Oscar Portela
Adrián Gale
Aldo Novelli
Elís F. Gómez García
Aixa Prados
Mario Meléndez
H. Tovar
Gustavo Circelli
Ana Emilia Lahitte
Ricardo D. Mastrizzo
Enrique Sacanell
Alejandro Montenegro
Domingo Lopez
José Repiso Moyano
Patricia Díaz
Graciela Torres V.
Sendora
Francisco Jesús López Arroyo
Rolando Lazarte
Estrella Bello
Pablo Liendo
Ana López García
Beatriz Arias
María Dubón
Silsh
Sergio Verduzco
Ezequiel Alvarez
Carlos Gagliardo
Luciano Ortega
Graciela Kiriadre
Zahamin Añez
Jaume d'Urgell
Daniel Petracini
Carlos Zacarías Gómez
Jorge Gómez
Miguel Carballo Amat
Edgar Tamayo
Arianna Rassé
Tatiana Sledzinski
Rosa Suarez Vera
Luis Guerra Montero
María Cristina Solaeche
Enrique Ojeda
Francisco de Sales
Antonio Virgilio de Andrade
Juan González Alonso
Carlos Ardohain
Daniel A. Gómez
José Luis Cunha
Juan Luis Jiménez Teruel
Laura S. Schapira
Sonia Silva-Rosas
José Gómez Sanabria
Rossy Pérez
Roxana Palacios
Iolmavan
Enrique Giana
Luis Benitez
Viviana Abnur
Luis Raúl Calvo
Sandra Salas
Norma Segades
Lina Zerón
Salomón Valderrama Cruz
Carlos Andrés Sánchez
Juan José Cantón
Eukene Lizeaga
Margit
Daniel Arias
Ridel Piñero Gómez
Tym Herrera
Félix Vásquez
Rodrigo Valcárcel
Iván Trejo
Laura Palacios Dal-Zio
Migdalia Mansilla
Cintia Desantis
FG Marín
Graciela Maturo
Mónica María Volpini
Anaís Osío
Marcelo Galliano
María José Mures
Mary Bianchi
Marianela
Freddy Salazar
Angela Gentile
María Alejandra Dressino
Gustavo Sosa
Juan de Jesús Reyes
Juan Pedro Cerrato
Noris Roberts
Samuel Akinin Levy
Ricardo Costa
Orlant
Gustavo Galliano
Eduardo J. Malnati
Julio César Aguilar
Liliana Celiz
Luis Delgado Arria
Ana Zhennamir Rivas
José Alí
Parmenio Reyes
Ulises Varsovia
Isidro Iturat
Antonio Mateo Reyes
Hugo Salvatierra
Remisson Aniceto
Juan M. Carrasco D.
ESPECIAL
Minutos de Sabiduría
Anónimos por E-mail
Venezuela en Poesía
Julia de Burgos
Rosalía de Castro
Poemas a Bolívar
Marilina Rébora
José María Pemán
GALERIA DE ARTE
Exposiciones
Hablando de arte
ENLACES
Poetas y amigos en la red
Librerías y Editoriales

Nadie puede ejercer sobre nosotros más poder que el que nosotros mismos le permitamos, ya sea por miedo o por sumisión. Réflex y Onando
Hasta la vista, Don Mario.
Allá nos veremos. Usted sabe dónde.
En el cielo sur -que no al sur del cielo-
Allá nos veremos cualquier día de estos
y en esos parajes, sin prisa y sin tiempo
cualquier día de estos, acaso de usted
pueda yo aprender a escribir mis versos.

Joldan, mayo 18 de 2009


... Y después hacen chistes de gallegos!!!

Alguna vez han necesitado "resetear" su contraseña de hotmail o cualquiera de los servicios de mensajería de Microsoft? Hay muchos motivos por los cuales podría ser necesario "resetear" una contraseña. El más común de todos...


Apaga el televisor... enciende el cerebro... que no te engañen los medios









A 24 años de su desaparición física, Alí Primera sigue vivo en el pueblo al que cantó
¿A nadie le preocupa qué es lo que hay detrás de facebook? ¿Ninguna persona -de los millones que forma la comunidad de facebook- se ha preguntado cuánto puede costar mantener toda esa tecnología? ¿Nadie se habrá preguntado tampoco, por qué alguien invierte tanto, en algo que al usuario le sale gratis? ¿Cómo recupera su inversión? supongo que algún día lo sabremos y presiento que lo que menos nos va a gustar (sobre todo a quienes formen parte de la comunidad) es la forma en que nos vamos a enterar.


La Raíz Perdida

Hermosa flor arrancada del paraje
fuiste a languidecer en mitad del pavimento
gris y mendigante,
con tu raíz perdida.

La mano digna que antes
se extendía al campo recogiendo mies,
ahora suplicando le arranca algún mendrugo
a la fingida caridad del que la ve...

¡Indígena robado del ensueño,
conoces la mirada de esos rostros
como de quien contempla
a un adorno feo que enturbia su pared...!

Voy,
y al pasar
me consumo en la vergüenza
de verte allí postrado.
Algo de mi agoniza en tu mirada
y languidezco, hermano,
también yo languidezco
con mi raíz perdida...
Ana Delgado



En este bosque de emociones
No veo luz, ni mapas estelares
Sólo sé que llega la noche
Cuando el miedo me apoya su navaja en la garganta
y me quedo inmóvil
Hasta que el sol lo espanta

Si no fuera por el miedo
el tiempo no existiría
y en tal caso sería lo mismo
estar muerta o viva.

A veces siento como si estuviera
En el útero de la vida
Tengo que nacer
Pero me da terror ser parida.
Laura Palacios

..........En el autobús, regresando a Venezuela, a mitad de camino entre el aeropuerto internacional Simón Bolívar, en Maiquetía, y la ciudad de Caracas, una voz de mujer resaltaba entre los murmullos de la gente que conversaba:
..........- No es cosa de chavistas o no-chavistas. Venezuela es un país grande en donde cabemos todos. Aquí nunca hubo divisiones. Fuimos siempre una misma gente... un sólo pueblo, unidos en lo bueno y en lo malo; para lo bueno y para lo malo; sin desprecios del uno para el otro, ni por color, ni por condición social, pensamiento o cualquier otra cosa que pudiera ser causa de segregación. Aquí no existe segregación. Si todos somos un mismo pueblo, ¿por qué hacer esa separación entre chavistas y no chavistas? ¡respetemonos todos, cada cual con sus ideas y su propio pensamiento!
..........Eso decía, y la gente con la que conversaba -mujeres de un país vecino que venían a algún tipo de evento cultural, según pude entender- asentían con la cabeza, o con frases cortas en muy baja voz: "tiene razón", "es verdad".
..........Diez minutos después, entrando en Caracas, el autobús frenó la marcha y comenzó a andar muy lentamente, con prolongados periodos de detención.
..........- ¿Qué pasa? ¿por qué no avanzamos? -pregunta uno de los pasajeros.
..........- El tráfico está pesado por una concentración delante del palacio de gobierno -responde el chofer.
..........Y nuevamente se deja oir la voz de la mujer que, ahora en silencio, diez minutos atrás resaltaba por sobre todas las voces:
..........- ¡Otra vez esos malditos chavistas! - dijo en voz alta; y, dirigiéndose al grupo de turistas, ya un poco más bajo - ¡Escoria pura es esa gente!

A quien pueda interesar (L. Ditor)


Lo natural es la paz, no la guerra. La paz existe en el mundo antes que la humanidad. También el aire puro existió sobre la tierra antes que la humanidad. Entonces, llegamos nosotros, destructores de lo natural, para ensuciar el aire... del mismo modo en que hemos ensuciado la paz.

¿Por qué esforzarnos buscando la paz, si La paz ha estado -y está- siempre con nosotros, frente a nosotros, a nuestras espaldas, a nuestros costados? Sólo debemos darnos cuenta, abrazarla, vivirla. No se precisa esfuerzo alguno ¡y es gratis!... tal vez por eso la valoramos tan poco que somos incapaces de encontrarla y cuando la encontramos... la perdemos de inmediato.

A quien pueda interesar: de cómo "lo vi con mis propios ojos" deja de ser una expresión redundante


Felipe
por Gustavo Circelli

¿Al-guU-n o-neE-da?
Al-guU-a mo-neE-d
Las sílabas acechan el andén,
escurren entre las farolas
y rebotan en barrigas ricachonas
atacando el ruido en la multitud.
Pegajosas y en tono saltarín,
van tras la oreja apropiada
gustosa del buen acertijo
que emana de esa boca sin dientes.

Las palabras, al fin se ordenan,
mi mano contornea monedas
dentro del bolsillo.

Felipe muere deprisa
su bastón de artista tiembla
dibujando el piso para no caer.

Felipe desea cariño más que monedas
dirige sus ojos al piso, igual que la gente
al verlo, al escucharlo y olerlo
disimulando la vergüenza
que arranca un pedazo de su corazón.

Felipe me conoce,
cuenta su historia
muda de un personaje a otro
tiene el talento de cumplir años
Tren por medio, sin envejecer
por la esperanza de regalos,
un cielo u otro infierno.

Me pregunto,
si donamos tantas cosas,
ayudamos en tantos sucesos infaustos
¿por qué en el Andén ..., en el Andén,
Felipe canta:
¿Al-guU-n o-neE-da?

HORA DE INDECISIÓN.
por Juan de Jesús Reyes(1901)

¡Perdóname, Dios mío!
A veces yo no quiero obedecer
La ley universal del movimiento;
A veces me sustraigo de todo cuando existe,
Y hundido en el quietismo,
No actúo, ni quiero nada!

¡Perdóname Dios mío! ¡Tengo miedo
De mirar en el tiempo y el espacio
La multiparidad inmensa
De cada idea que surge como flor invisible
Del árbol de la vida
Dejando las cenizas de un incendio de células.

¡Perdóname Dios mío!
¡Tengo miedo Señor de la fecunda
Vivisección de cada acción humana!
El acto, que fue idea antes de ser acto,
¡Que inmensa prole formará en su marcha
De concatenaciones por el tiempo!
¿Lleva a la dicha o lleva a la desgracia?
¿Lleva hacia el bien, o nos sumerge en males?

¡Perdóname, Dios mío! ¡Mi corazón es santo!
¡Mi voluntad es santa!
Siento el bien, quiero el bien,
Y yo no sé que fuerza me impulsa, y arrebata
Y se me impone, y me arrastra y me eleva en la fila
Con los viciosos y los malos, y soy uno de ellos.

Pero con todo esto -
En el fatídico antro
Donde se enroscan frías deploraciones,
¡Desde mi alma remontan hacia Dios mis plegarias,
O lampos diamantes, bajan y la iluminan.

Juan de Jesús Reyes


Errante voy por las penumbras del olvido
(K. Suarez)

No recuerdo ya quien soy ni mi camino
Quedo marchita en mis recuerdos, en mis martirios
Flor del ayer, flor sin sentido.
Y quedo sola con mi corazón quebrantado por el tiempo,
No tengo fuerzas ya para refugiarme en mis lamentos.
Llegada la hora final, me regocijo en la ilusión de ser del viento
Y que olviden mi existencia si es que fue digna de algún recuerdo.
No flaquean ya mis fuerzas inexistentes, la verdad es que nunca fui valiente.
Ahora siento mis alas liberadas, alzo el vuelo sin amarras.
Y quedo en paz, me quedo en vela,
Esperando que la muerte libere mi condena.
Kayzim Suarez

Cada vez que compras una cocacola o una hamburguesa en McDonals, tu dinero va a engrosar las arcas de un determinado consorcio empresarial norteamericano que, ya sea de forma indirecta a través del pago de impuestos o, de forma directa -con aportes de capital-, financia las intervenciones del gobierno de los Estados Unidos de Norteamérica (que decir "de América" es mucho decir) en el resto del mundo. Tal vez tú seas de esas personas que opinan que asesinar niños en Africa o en Asia no está mal, porque alguien tiene que hacer algo con esos "negritos" y/o musulmanes, antes de que se vuelvan "peligrosos"; en ese caso, tu conciencia no sólo estará tranquila, sino que además, te sentirás orgulloso de poder contribuir (como "aliado") a que sigan las guerras, los asesinatos, las torturas. Entiende que no es necesario ser soldado -ni aún estar en el campo de batalla- para participar en la guerra... No pretendo decir que esté bien o esté mal. Entre tú y yo podría haber diferencias culturales y de criterio tan radicales como las que existen entre quienes a diario comen "parrilla" y quienes respetan a una vaca más que a su madre, sus hermanas, su mujer y su hijos: lo que para mi es malo podría, para ti, ser lo mejor. En realidad, con esto que digo, no intento criticar o poner en tela de juicio tus convicciones morales o tus valores; sólo que sepas lo que sucede cada vez que adquieres un producto de fabricación estadounidense: te conviertes en aliado de sus guerras, de sus torturas, de sus crímenes. Allá tú con tu conciencia.

L. Ditor




... y la voz dijo a Abra-ham:
"Yo te hice a mi imagen y semejanza.
A ti y toda tu descendencia
-mas, sólo a tu descendencia-
reconoceré como mi pueblo, único y bien amado.
Cualquier otro ser que veas sobre la tierra
por más que a ti se parezca, no es como tú
aunque camine erguido
y pueda hacer lo mismo que tú haces,
como tú lo haces y hasta mejor,
no es como tú: son figuras de barro
fabricadas únicamente para estar a tu servicio.
Eso te da derecho ilimitado
sobre cualquier otro ser en la tierra
ya sea que nazca de hembra
o que deba ser sembrado,
ya sea que hable, maúlle, ladre...
-que todo son sólo sonidos
y entre los sonidos sólo tu voz es voz-
Tú, Abra-ham, padre de mi pueblo predilecto,
mi hijo amado, no dudes en quitar a otros
lo que quieras para ti, ya que, si otro lo tiene
es porque a ti te lo he dado.

"Y si acaso te preocupa
aquello de los pecados
basta que pidas perdón
si quieres, de cuando en cuando...

"¡Mira, hagámoslo oficial!:
invéntate un día al año para que llores tus faltas...
y que sea algo privado
que tampoco es natural
ver a un pueblo predilecto
continuamente humillado."

Abra-ham, que desconocía totalmente términos como "stress", "paranoia", "desdoblamiento de personalidad", "psicosis", "psicoterapia", y cosas por el estilo, en una época en que la psicología y la psiquiatría eran todavía oficios de ciencia ficción, no se le ocurrió pensar que aquellas voces podían ser las voces de su propia locura (o, ¿por qué no?, de su ambición) y despertó diciendo a todos "Dios me ha hablado".

Fue así como "el dios de Abra-ham" autorizó a Abra-ham y a su descendencia, por los siglos de los siglos, para ir por el mundo haciendo la guerra a todo aquel que, en nombre de la democracia y la libertad, no se pliegue a sus designios (a los designios del pueblo de Abra-ham, obviamente). Siglos después, en tiempos de lo que se llamaría "el descubrimiento y la conquista de América", algunos gobernantes re-utilizarían la teoría de aquella "autorización", esta vez bajo la figura de una "patente de corso", para distinguir a los "piratas" (vulgares bandidos sin autorización para saquear), de los "corsarios" (bandidos igualmente vulgares cuyas fechorías estaban amparadas por la ley).

E. Lautor



a Jorge Luis Suarez

Te fuiste, Jorge, amigo
tal vez, al encuentro del último poema
el más personal de todos,
.......el infinito
.......el nunca escrito
aquel que -una vez me dijiste- nos espera
tras el cruce inevitable de la última frontera...

Te fuiste, Jorge, Amigo
con tu misión cumplida
y -no lo dudo- satisfecho
del largo camino recorrido
.......por todo lo soñado,
.......por todo lo vivido
.......con todo lo torcido
.......y con todo lo derecho.

Te fuiste, estoy seguro, al encuentro,
de las voces de tu espiritu alegre:
voces que murieron una madrugada
.......ya perdida en el tiempo
.......distante
más no, por distante, olvidada
y presiento que esas voces arroparon tu partida
que vinieron a tu encuentro
para conducirte a la luz sin miedos.

Quizás la misma Julia, tu "Julia del Mundo"
escribió un poema a tu bienvenida
y un coro de ángeles
puso música de fondo a su lectura

Te nos fuiste pero...
-y perdona si te pido prestado un verso
para decir algo que yo no podría expresar mejor-
"te has quedado latiendo en nuestras vidas".
(Joldan - abril/2006)

Las citas están de moda. La gente cada vez tiene menos que decir y recurre a las citas como si los "grandes" personajes del mundo supieran algo que nosotros no sabemos o tuvieran la capacidad de entender en su tiempo la dinámica del nuestro. En días de cambios sociales, por supuesto, las citas que están más de moda son las que tienen que ver, precisamente, con el socialismo. Es así como me llega através del correo electrónico esta "atribuida" a Winston Churchill: "El socialismo es la filosofía del fracaso, el credo a la ignorancia y la prédica a la envidia; su virtud inherente es la distribución igualitaria de la miseria." Ante ello, y asumiendo que realmente tal cosa la dijo Churchill -no me consta ni que sí ni que no, no por ignorancia sino por mi edad- me asaltan ciertas grandes dudas, a saber:

  1. ¿Habrá conocido -aunque haya sido de lejos- Winston Churchill la miseria que menciona? ¿Tenía idea Churchill acerca de lo que será subir 100 escalones (por decir un número bajo) cerro arriba para llegar a su casa y guarecerse de la lluvia bajo un techo de zinc, asbesto o cartón, en cualquier caso tan agujereado que llueve más adentro que afuera? ¿Alguna vez durante su vida habrá tenido que irse a la cama sin cenar, no por hartura, sino por escasez? ¿habrá visto alguna vez morir a un hijo por falta de dinero para comprar un simple antibiótico?
  2. ¿Quién fue Winston Churchill? ¿qué le debo yo a ese señor, como para que sus palabras me deban resultar de tanta transcendencia? ¿inventó la vacuna contra la lepra? ¿será que inventó el transplante de hígado? ¿corrió -aunque sólo sea eso- por un campo de batalla con otro soldado al hombro para salvarle la vida? ¿Qué hizo Winston Churchill como para que sus frases sean más citadas que las de Teresa de Calcuta?
  3. ¿Cómo podría Churchill decir algo bueno del socialismo si fué político de uno de los imperios más saqueadores y destructivos del planeta?
  4. ¿Cómo podría Churchill apoyar cualquier cosa contra la miseria cuando él no conoció la miseria ni aún a través de las novelas de Dickens?

Yo le diría a quien quiera utilizar citas, que debe hacerse con cuidado pues pueden ser armas de doble filo: pueden de igual modo poner en evidencia un amplio conocimiento como una ignorancia suprema. (Edi Thor)


"Hace unos cuatro mil quinientos millones de años, año más, año menos, una estrella enana escupió un planeta, que actualmente responde al nombre de Tierra. Hace unos cuatro mil doscientos millones de años, la primera célula bebió el caldo del mar, y le gustó, y se duplicó para tener a quién convidar el trago. Hace unos cuatro millones y pico de años, la mujer y el hombre, casi monos todavía, se alzaron sobre sus patas y se abrazaron, y por primera vez tuvieron la alegría y el pánico de verse, cara a cara, mientras estaban en eso. Hace unos cuatrocientos cincuenta mil años, la mujer y el hombre frotaron dos piedras y encendieron el primer fuego, que los ayudó a pelear contra el miedo y el frío. Hace unos trescientos mil años, la mujer y el hombre se dijeron las primeras palabras, y creyeron que podían entenderse. Y en eso estamos, todavía: queriendo ser dos, muertos de miedo, muertos de frío, buscando palabras."

Eduardo Galeano.
Bocas del tiempo, Editorial Catálogos, 2004


"Cuando las águilas se arrastren
cuando no se hable por hablar
cuando no existan oprimidos, entonces...
cantaré a la paz"
Alí Primera

* Breve reflexión sobre los gatos que crecen en los árboles

* Teorías Político-Económicas
El Sur también existe - Mario Benedetti
Los estatutos del hombre - Trad. Mario Benedetti


«El imperialismo siempre
tiene un cancerbero
de raro comportamiento
que al amo alegra
y tiempo de demostrarlo
no desecha
le muerde la mano izquierda
y le lame la derecha»


(Alí Primera)


desde GUADALQUIVIR

Mary C Golán - bisutería
Página principal PoeSite
JoLDaN Home Page

Los Estatutos del Hombre
Por Thiago de Mello
Traducción de Mario Benedetti


Artículo 1.
Queda decretado que ahora vale la vida,
que ahora vale la verdad,
y que de manos dadas
trabajaremos todos por la vida verdadera.

Artículo 2.
Queda decretado que todos los días de la semana,
inclusive los martes más grises,
tienen derecho a convertirse en mañanas de domingo.

Artículo 3.
Queda decretado que, a partir de este instante,
habrá girasoles en todas las ventanas,
que los girasoles tendrán derecho
a abrirse dentro de la sombra;
y que las ventanas deben permanecer el día entero
abiertas para el verde donde crece la esperanza.

Artículo 4.
Queda decretado que el hombre
no precisará nunca más
dudar del hombre.
Que el hombre confiará en el hombre
como la palmera confía en el viento,
como el viento confía en el aire,
como el aire confía en el campo azul del cielo.

Parágrafo único:
El hombre confiará en el hombre
como un niño confía en otro niño.

Artículo 5.
Queda decretado que los hombres
están libres del yugo de la mentira.
Nunca más será preciso usar
la coraza del silencio
ni la armadura de las palabras.
El hombre se sentará a la mesa
con la mirada limpia,
porque la verdad pasará a ser servida
antes del postre.

Artículo 6.
Queda establecida, durante diez siglos,
la práctica soñada por el profeta Isaías,
y el lobo y el cordero pastarán juntos
y la comida de ambos tendrá el mismo gusto a aurora.

Artículo 7.
Por decreto irrevocable
queda establecido
el reinado permanente
de la justicia y de la claridad.
Y la alegría será una bandera generosa
para siempre enarbolada
en el alma del pueblo.

Artículo 8.
Queda decretado que el mayor dolor
siempre fue y será siempre
no poder dar amor a quien se ama,
sabiendo que es el agua
quien da a la planta el milagro de la flor.

Artículo 9.
Queda permitido que el pan de cada día
tenga en el hombre la señal de su sudor.
Pero que sobre todo tenga siempre
el caliente sabor de la ternura.

Artículo 10.
Queda permitido a cualquier persona,
a cualquier hora de la vida,
el uso del traje blanco.

Artículo 11.
Queda decretado, por definición,
que el hombre es un animal que ama,
y que por eso es bello,
mucho más bello que la estrella de la mañana.

Artículo 12.
Decrétese que nada estará obligado ni prohibido.
Todo será permitido.
El Sur también existe
(Mario Benedetti)

Con su ritual de acero
sus grandes chimeneas
sus sabios clandestinos
su canto de sirena
sus cielos de neón
sus ventas navideñas
su culto de Dios Padre
y de las charreteras
con sus llaves del reino
el Norte es el que ordena

pero aquí abajo, abajo
el hambre disponible
recurre al fruto amargo
de lo que otros deciden
mientras el tiempo pasa
y pasan los desfiles
y se hacen otras cosas
que el Norte no prohíbe.
Con su esperanza dura
el Sur también existe.

Con sus predicadores
sus gases que envenenan
su escuela de Chicago
sus dueños de la tierra
con sus trapos de lujo
y su pobre osamenta
sus defensas gastadas
sus gastos de defensa.
Con su gesta invasora
el Norte es el que ordena.

Pero aquí abajo, abajo
cada uno en su escondite
hay hombres y mujeres
que saben a qué asirse
aprovechando el sol
y también los eclipses
apartando lo inútil
y usando lo que sirve.
Con su fe veterana
el Sur también existe.

Con su corno francés
y su academia sueca
su salsa americana
y sus llaves inglesas
con todos sus misiles
y sus enciclopedias
su guerra de galaxias
y su saña opulenta
con todos sus laureles
el Norte es el que ordena.

Pero aquí abajo, abajo
cerca de las raíces
es donde la memoria
ningún recuerdo omite
y hay quienes se desmueren
y hay quienes se desviven
y así entre todos logran
lo que era un imposible
que todo el mundo sepa
que el Sur,
que el Sur también existe

BREVE REFLEXIÓN SOBRE LOS GATOS QUE CRECEN EN LOS ÁBOLES

Miroslav Holub (Checo, 1923- )

En los tiempos en que aún había asambleas generales de topos
y cuando aún los topos podían ver mejor, ocurrió
que se apoderó de los topos el deseo de conocer
cuanto arriba había.
Así pues nombraron una comisión con el fin de descubrir cuanto
arriba había.
La comisión envió a un topo de vista aguda y pie rápido,
el cual, después, abandonando la tierra natal,
avistó un árbol y en él un pájaro.

Y así fue concebida la teoría de que arriba hay
pájaros que crecen en los árboles. No obstante
a ciertos topos les pareció demasiado
simple. Y enviaron otro topo a descubrir
si crecen pájaros en los árboles.

En aquel momento era ya de noche y en el árbol
chillaban los gatos. En el árbol crecen
gatos que chillan. anunció el segundo topo.
Y así nació la teoría alternativa sobre los gatos.

Dos teorías antagónicas no dejaron dormir a un vetusto
neurótico miembro de la comisión. Y subió
a verlo por sí mismo.
Pero entonces caía ya la noche, oscuridad
corno boca de lobo.

Ni lo uno ni lo otro, anunció el venerable topo.
Los pájaros y los gatos son engaños ópticos, producidos
Por la refracción de la iuz. En realidad arriba

Hay lo mismo que abajo, sólo la tierra es más inconsistente
y las raíces superiores del árbol algo murmuran,
pero sólo un poquito.

Y en eso quedó la cosa.

Desde entonces los topos viven bajo tierra,
no crean comisiones y
no presuponen la existencia de los gatos,

Y de hacerlo, sólo un poquito.


Teorías Político-Económicas

Feudalismo
Tienes dos vacas. Tu señor se queda con parte de la leche
Socialismo puro
Tienes dos vacas. El gobierno las coge y las pone en un establo con las vacas de todos los demás. Tú tienes que cuidar de todas las vacas. El gobierno te da tanta leche como necesites
Socialismo burocrático
Tienes dos vacas. El gobierno las coge y las pone en un establo con las vacas de todos los demás. Allí las cuidan ex-criadores de gallinas. Tú tienes que cuidar de las gallinas que el gobierno quitó a los criadores de gallinas. El gobierno te da tanta leche y huevos como las regulaciones dicen que necesitas.
Fascismo
Tienes dos vacas. El gobierno las coge, te contrata para que las cuides, y te vende la leche.
Comunismo puro
Tienes dos vacas. Tus vecinos te ayudan a cuidarlas y todos comparten la leche.
Comunismo soviético
Tienes dos vacas. Tú tienes que cuidarlas, pero el gobierno se queda con toda la leche.
Comunismo de Camboya
Tienes dos vacas. El gobierno las coge y te fusila.
Dictadura
Tienes dos vacas. El gobierno las coge y te recluta para el ejército.
Democracia pura
Tienes dos vacas. La mayoría de tus vecinos deciden quién se queda con la leche
Democracia representativa
Tienes dos vacas. Tus vecinos escogen a alguien para que te diga quién se queda con la leche.
Burocracia
Tienes dos vacas. Al principio el gobierno regula cómo puedes alimentarlas y cuándo las puedes ordeñar. Luego te paga para que no las ordeñes. Luego las coge, pega un tiro a una, ordeña la otra y echa la leche al río. Luego te exige que rellenes formularios explicando qué pasó con las vacas que faltan.
Anarquía pura
Tienes dos vacas. O vendes la leche a un precio justo o tus vecinos intentarán coger ambas vacas y matarte.
Anarco-Capitalismo liberal
Tienes dos vacas. Vendes una y compras un toro.
Surrealismo
Tienes dos jirafas. El gobierno te exige que aprendas a tocar la armónica.


Jenni-Mel Joyería Jenni-Mel
Joyería c.a

Atención esmerada y prendas de la más alta calidad
en el ambiente comercial más agradable de Caracas