PoeSite (principal)

  1. Beso cambalache
  2. Atados
  3. Winzip
  4. Erótica
  5. Kodak
  6. Al amor
  7. Safo

María José Mures nace el 4 de Abril de 1970 en Fernán Núñez, Córdoba, es la menor de siete hermanos. Es diplomada en Educación Especial por la Universidad de Córdoba y habilitada en Educación Infantil por la UNED. Es Máster en logopedia "Rehabilitación de los trastornos del lenguaje y el habla" por la Universitat Politècnica de Catalunya.

Publicó su primer libro de poemas Antes del Amor, Fernán Núñez, 2001, libro que fue presentado por María Rosal.

Su segundo libro, Zahorí, Valencia, 2004, y prologado por Mª Ángeles González Gudino: "recoge 52 relatos cortos, que fueron escritos a lo largo de más de una década , ya que entre los muchos que se encuentran fechados, nos encontramos algunos de 1992 junto a otros del 2003". Son relatos llenos de imaginación, en ocasiones se pueden entrever algunas de sus vivencias, en las que predominan el amor puro, repasa también sentimientos tan importantes como la amistad, nostalgia, naturaleza y la mezcla de la cultura árabe y cristiana en Andalucía.

El tercer libro de poesía erótica, Cambalache, editado por Torremozas, Madrid, 2005, fue prologado por Aimée G. Bolaños.

Está incluida en la Antología de poetas de Fernán Núñez, 2006. Además próximamente aparecerá en la antología de poesía homoerótica de la Revista Alforja de Méjico de Odette Alonso. En el año 2002 gana el segundo Premio de Poesía en Alfafar, Valencia. Ya desde pequeña cuando cursa sus estudios de bachillerato también logra el primer premio de poesía en el instituto en donde estudiaba.

Fue directora adjunta de la Revista de Feria de su localidad durante dos años y después formó parte del grupo de redacción. Es colaboradora en varias revistas de creación literaria. Su primer recital de poesía tuvo lugar en su Ayuntamiento, con motivo de las I Jornadas de la Mujer Trabajadora en Fernán Núñez, Marzo de 1996. Ha participado en diversos actos poéticos tanto en Córdoba, Valencia o Ciudad Real.

Se siente atraída desde pequeña por las letras, escribe su primer poema La niña enamorada con doce años y desde entonces no ha dejado de describir. La adolescencia, el amor, sus lecturas de Bécquer, todo se mezcló y de allí salió el poema. Se considera menos tímida que antes y está convencida que por eso empezó a escribir, porque no hablaba lo que sentía.

Ella piensa que de la misma manera que el fotógrafo capta una imagen y la congela para siempre en esa pequeña película, ella hace lo mismo, pero su película es un papel, ¿cómo no ponerle palabras a situaciones que le transmiten sentimientos? La ventaja de escribir es que puede hacer un collage de emociones, escribe lo que siente, lo que se imagina y gustaría, lo que nunca vendrá, lo que va encontrando y perdiendo, en definitiva, todo aquello que del exterior se incrusta en ella. Lo puede cambiar de género y de número, lo puede poner en activa para resaltar al sujeto o en pasiva, recorta esta emoción y la pega allí en aquel atardecer, o para este paisaje inventa una ternura y hace una composición de afectos, y en realidad así escribe. Sólo necesita sentir que le hablen de emociones: amor, odio, celos, rabia, un abrazo, una mirada, un olor, un gesto como el que se marchen todos y solo se quede la persona que más le importa...
e-mail: mariajosemures@wanadoo.es

María José Mures

| la autora |



Beso cambalache

Quiero de tu cuerpo
sorber la vaguada
hasta que pare
el ardor de mi sexo,
no retengas
humedades absorbibles
hasta que sane
mi mente agostada,
de tu boca a la mía
no más distancia
que el aire que sale
del beso cambalache.



Atados

Tienes la llave que abre
-ven a las cinco-
estaré en mis sábanas
quiero estar frente
a tu exceso atada.



Winzip

Mando amor zip
vía e-mail
vibra mi cuerpo
sintiendo tu voz.

Los corazones palpitan
sin nadie ver nada
los dedos se abren
sobre mi teclado
a más pulsaciones
en todos los sentidos
.


Erótica

Se ve leer
si callas.
Si olvidas tu trabajo
y dejas mi tranquilidad.
Si descansan tus historias
viven las mías.

Hoy te necesito alejado,
tímido, escapado, navegando,
el verbo me ofrece
lo que tú no das.



Kodak

Tus ojos a mi par lloraban
en aquella imagen kodak,
me senté
esperando una señal,
un gesto, un suspiro.

Quería tenerte viva
besar tu vientre en mis manos
y escurrirme por debajo.
Icástica imagen de ternura
ante mi ignífero cuerpo
embriágame siempre
con tus eviternas manos.

Al amor

¿No me quieres?
y de diestra a siniestra
con engaño respondí.

Nuestras ropas caídas
no sabían de géneros,
las manos que me acarician
y los labios que me besan
¡qué género ha de tener,
qué tiempo!

Si teniéndola en mis manos
cierro los ojos,
qué género ha de tener.



Safo

(Qué puedo hacer, no lo sé: mis deseos son dobles.
Safo)


Garabateas
mi libro de Safo,
rompes mis cartas leídas
te pones mi ropa
y no me enfado
pagas con mi VISA,
arrebujas mis hojas
y hasta aquí hemos llegado.

María José Mures
mariajosemures@wanadoo.es joldan


Lo más reciente en PoeSite Página principal de PoeSite