Nunca pienses que tú estás dando más de lo que recibes.
Quien consuela un corazón triste, en realidad recibe mucho más de lo que da.
Cada día, al despertar, haz afirmaciones positivas de alegría y de victoria, procurando construir en torno tuyo un ambiente de serenidad y de armonía.
Aprende a sonreír de corazón a todos: parientes, amigos, conocidos, de tal forma que baste tu presencia para que la alegría penetre en el corazón de los que lo tienen abierto.
Y verificarás la felicidad que esto te causará.

anterior portada siguiente

No conviertas tus oraciones en una petición insistente.
"Nuestro Padre sabe lo que necesitamos antes de que se lo pidamos".
Cuando pides algo para ti, piensa también en los otros, en todos los que están en las mismas condiciones.
En los momentos de oración evita el egoísmo. La oración es el mejor momento para demostrar nuestro amor.
Y pidiendo por todos con amor, seremos los primeros en recibir los beneficios.
Quien enciende una luz, es el primero en iluminarse.

anterior portada siguiente

Coopera con tu Patria, para engrandecerte a ti mismo.
La Patria es la reunión de todos nosotros.
Por lo tanto, evita buscar ventajas personales, porque lo que tú sacas de más para ti está perjudicando a otros que recibirán menos.
Cualquier función es útil para la comunidad, y el bien común se distribuye entre todos.
No abuses de tus privilegios.

anterior portada siguiente

¡Ayuda a la naturaleza!
No destruyas los bienes que la naturaleza coloca para tu beneficio.
Ayúdala a progresar.
Coopera con los árboles, porque ellos cooperan con tu vida, purificando el aire que tú respiras.
Colabora con la pureza de las fuentes, porque ellas te proporcionan el agua que necesita tu cuerpo.
Ayuda a producir, para que el pan esté siempre en la mesa de todos.
Ayuda a la naturaleza.

anterior portada siguiente

¡No maltrates a los animales!
Son también criaturas de Dios y hermanos nuestros menores, que no poseen la facultad del razonamiento abstracto.
Pero son amigos que necesitan de nuestro cariño y de nuestra ayuda.
No les impongas cargas excesivas.
Aliméntalos bien.
Cúralos en sus enfermedades.
Haz con estas criaturas de Dios que dependen de ti, lo mismo que deseas que hicieran contigo los Ángeles del Cielo.

anterior portada siguiente

¿Por qué guardas tantas cosas inútiles?
¿Para qué llenar de cosas tus armarios, cuando tus hermanos los tienen vacíos?
Reparte todo lo que tienes de más, para que tu alma no se halle sobrecargada al abandonar la tierra.
"El corazón del hombre se encuentra donde está su tesoro".
Si acumulas muchas cosas inútiles te harás esclavo de ellas, sin conseguir elevarte a las regiones bienaventuradas.

anterior portada siguiente

Vigila tus palabras.
Evita términos impropios y anécdotas pesadas.
Recuerda que todo lo que decimos permanece en nuestra atmósfera mental, atrayendo a los que piensan de la misma manera y que pasarán a formar parte de nuestro círculo.
No ofendas con palabras ordinarias a los ángeles de Dios, que se apartarán de ti horrorizados.
La buena educación se manifiesta también en las palabras que salen de nosotros.

anterior portada siguiente

Dios está en nosotros en todas las circunstancias de la vida.
Sea que actúes rectamente o que cometas una acción errada, Dios está siempre en ti.
Ya sea que goces de felicidad o que estés agobiado por un gran dolor, Dios está en ti. Procura no olvidar esta verdad, en ningún momento de tu vida:
DIOS ESTA EN TI.

anterior portada siguiente

Desarrolla la parte humana de tu persona.
No vivas sólo de manera vegetal o animal, instintivamente.
Desarrolla la parte humana de tu persona.
Procura conocer la verdad de tu origen y de tu destino, utilizando tu pensamiento para conocerte cada vez más.
Por poca cultura que tengas, tú posees una inteligencia capaz derazonar y pensar.

anterior portada siguiente

Cada uno de nosotros tiene una tarea específica en la difusión del bien.
Prepárate para trabajar, porque los deberes son muchos e importantes, y son pocos los que tienen conciencia de ellos.
Ayuda al mundo para que el mundo te ayude a ti.
Extiende tus brazos generosos para cultivar el bien, así podrás recoger frutos abundantes de felicidad y de amor.

anterior portada siguiente

Ayuda también con la conversación.
Una buena palabra, una sonrisa de aliento, un pensamiento constructivo, muchas veces es el punto de partida para aquellos que nos rodean.
Si observas tristeza o preocupación, procura ayudar.
Si no puedes actuar, habla.
Si no puedes hablar, al menos piensa firmemente deseando la felicidad y ésta cumplirá su objetivo.
¡Pero ayuda siempre!

anterior portada siguiente

Si tus palabras son ásperas y duras y si en todos los hombres descubres a un adversario, la vida se convertirá en un tormento.
Ten presente que la tierra es una escuela sagrada.
Y tú podrás ser feliz si consigues ver en todos la buena voluntad que los anima.
Procura atraerte amigos buenos mediante palabras y pensamientos llenos de amor y de servicio al prójimo.

anterior portada siguiente

¡La irritación no solucionará ningún problema!
Piensa que la cólera perjudica tu salud.
Si no te irritas, tu interlocutor recuperará poco a poco la serenidad y todos podrán entenderse.
Vive en calma.
Piensa mucho antes de hablar.
Y no te irrites, porque la irritación no puede solucionar ningún problema.

anterior portada siguiente

Si alguien no te comprende, perdónalo y sigue adelante.
No guardes en tu corazón amarguras y resentimientos, miedos y tristezas.
Camina hacia adelante.
Cuánta gente espera de ti apoyo, comprensión y cariño.
Si no te comprenden, paciencia. Perdona y sigue adelante, porque en todos los caminos encontraremos siempre ejemplos preciosos que nos harán progresar.

anterior portada siguiente

No estés ansioso y preocupado, así evitarás molestias a tu cuerpo.
La ansiedad es también un factor bioquímico que tiene influencia sobre las secreciones glandulares, produciendo demasiada adrenalina que estimula exageradamente el sistema nervioso.
De esto a una enfermedad hay un sólo paso.
El nerviosismo perjudica fundamentalmente a la salud.
Por lo tanto, no vivas ansioso; haz constantemente afirmaciones positivas de salud, y permanece calmo y sereno.

anterior portada siguiente

El amor y la alegría son elementos básicos para conquistar amistades y conservarlas.
Y son básicos también para nuestra paz mental.
Demuestra amor y alegría en todas las oportunidades y verás que la paz nace dentro de ti.
La felicidad no puede estar en nada que esté fuera de ti.
Busca la felicidad dentro de ti mismo, porque la felicidad es Dios, y Dios mora en ti.

anterior portada siguiente

Mira siempre el lado hermoso de la vida.
Tiene tantas cosas para apreciar y contemplar.
Las moscas buscan las llagas, no un cuerpo enteramente limpio.
Las abejas buscan las flores, aun en medio de un pantano.
Sé como las abejas.
En medio de tanta miseria, mira con atención y descubrirás una pequeña flor que alegrará tu alma.
¡Mira siempre el lado hermoso de la vida!

anterior portada siguiente

Jamás pronuncies palabras que desanimen a tu compañero en el camino del bien.
No eches sobre los demás el veneno que haya penetrado en tu alma.
Si tienes alguna decepción, dile que estás sufriendo, pero no desalientes su alma.
El desaliento es un veneno.
¡No envenenes a tus amigos!
Dales alegría, el mejor remedio para los hombres, capaz de curar todas las heridas

anterior portada siguiente

Si tienes que discutir, hazlo con serenidad.
Piensa que tu adversario tiene los mismos derechos para hacerse oir.
Escúchalo con la misma atención con que quieres ser escuchado.
No acapares la discusión: los derechos de él son iguales a los tuyos.
Y quizás, muchas veces, la razón está de su parte.
Por lo tanto, discute con serenidad, y conquistarás fama de sabio y de hombre bien educado.

anterior portada siguiente

Aprende a respirar.
La respiración es nuestra principal función biológica y a través de ella suministramos al organismo la vida y la salud que nos son proporcionadas por la Energía Cósmica.
Todo lo que vive, respira: plantas, animales y criaturas humanas.
Si suprimimos la respiración, se produce la muerte.
La respiración es la fuente de la vida.
Cada vez que aspiramos, introducimos en el organismo la Energía Cósmica.
Aprende a respirar conscientemente y evitarás numerosas enfermedades.

anterior portada siguiente

No pierdas tu serenidad.
Cuando nos mueve la cólera, la salud se descontrola, los órganos se perturban y sufrimos terriblemente.
Si tu amigo te traiciona, si un familiar inventa una calumnia, si aquellos a quienes ayudaste cometen una injusticia, una ingratitud, perdónalos.
Son personas enfermas: compadécelas. Pero tú no pierdas la serenidad, no demuestres que estás ofendido.

anterior portada siguiente

Ten equilibrio y alegría.
Sé agradecido.
Procura ser humilde.
No arrojes piedras a quien te beneficia.
No te sientas disminuido cuando te ayudan.
Sé agradecido.
Quiebra tu orgullo y recibe con gratitud el auxilio que te brindan.
Jamás desprecies los beneficios o al bien­hechor.
El peor de los defectos es la ingratitud que pasa por alto a quien nos ayudó en tiempo de prueba.

anterior portada siguiente

Cada uno recibe de acuerdo a lo que da.
Si tú das odios e indiferencia, recibirás lo mismo.
Pero si das atenciones y cariño, recibirás afecto y amor.
Nadie se aproxima a los espinos, a causa de las espinas, ni al barro, porque ensucia.
Pero todos aprecian las flores, porque esparcen belleza y perfume.
Cada uno recibe de acuerdo a lo que da.

anterior portada siguiente

Desparrama en todas partes la alegría que hay dentro de ti.
Que tu alegría sea contagiosa y viva para expulsar la tristeza de todos los que te rodean.
La alegría es un rayo de luz que debe permanecer siempre encendido, iluminando todos nuestros actos y sirviendo de guía a todos los que se acercan o nosotros.
Si en tu interior hay luz y dejas abiertas las ventanas de tu alma, por medio de la alegría, todos los que pasan por lo calle en tinieblas, serán iluminados por tu luz.

anterior portada siguiente

¡Sé optimista!
Procura subir, y espera que siempre te acontezca lo mejor.
Aunque las apariencias sean contrarias, confía en Dios, que está dentro de ti, porque en Él existen todas las soluciones de tus problemas.
Mira hacia el lado bueno de la vida, hacia la felicidad y el progreso, y no detengas jamás la marcha.
¡Sé optimista y vencerás!

anterior portada siguiente

No te canses jamás de hacer el bien.
Cada vez que nos detenemos, nuestra alma comienza a experimentar la rigidez cadavérica.
El alma inactiva muere de tedio y cansancio.
No dejes que tu espíritu se sumerja en la inacción.
Vive alegre y entusiasta y emplea todas tus fuerzas para el bien, el amor, distribuyendo cariño a los que te rodean en la vida.

anterior portada siguiente

No des mucha importancia a la edad de tu cuerpo físico.
Sé siempre joven y bien dispuesto espiritualmente.
El alma no tiene edad.
La mente jamás envejece.
Aunque el cuerpo sufra los síntomas de la edad física, tú consérvate joven y bien dispuesto, porque esto depende de tu mentalidad positiva.
Procura que la juventud de tu espíritu se irradie a través de tu cuerpo, tengas la edad que tuvieres

anterior portada siguiente

Tú, que te hallas enfermo, o bajo el peso de un dolor, no te desanimes.
El dolor no es un mal, porque a través de él nos purificamos de las vibraciones groseras de los malos pensamientos, de las malas palabras y de las malas acciones.
Soporta con paciencia tu enfermedad, porque por medio de ella se está purificando el organismo psíquico, tu alma, que sólo puede expulsar las impurezas por medio de los dolores físicos.

anterior portada siguiente

Toda la naturaleza es una armonía divina, una sinfonía maravillosa que convida a todas las criaturas a que acompañen su evolución y progreso.
Sé en tu vida, un instrumento apto para captar las vibraciones de paz y serenidad de la naturaleza, y tu salud encontrará el equilibrio necesario para prosperar cada vez más.
Vive de acuerdo con las leyes de la naturaleza y con el espíritu dirigido hacia Dios.

anterior portada siguiente

Sé fiel en el cumplimiento de todos tus deberes.
Ejecuta con tesón y amor todas tus obligaciones, aunque parezcan insignificantes.
Cualquier cosa que hagas, por pequeña que sea, es un paso más hacia el progreso.
Realiza todas tus tareas, coma si dependiese de ellas -como de hecho depende- todo tu futuro.

anterior portada siguiente

No interrumpas las manifestaciones de afecto a una persona querida sólo porque los otros lo juzgan inoportuno. Consulta tu conciencia y no des oídos a las voces de envidia y de celos.
El cariño es el aceite que lubrica los engranajes de la vida, que ya es dura por sí misma.
La vida sin afecto es un infierno, un desierto sin oasis.
Conserva tu cariño, dedicándolo a las personas que amas.

anterior portada siguiente

¡Cada día se inicia una nueva etapa de trabajo!
Acuérdate de agradecer al Padre la oportunidad de descanso que te concede y prepárate para ejecutar las tareas que tienes entre manos con alegría y buena voluntad.
Agradece, además, el trabajo que te proporciona el pan de cada día y trata de hacerlo lo mejor que puedas.
El trabajo bien realizado nos trae la alegría del deber cumplido.

anterior portada siguiente

Confía en tu cuerpo físico y ten la seguridad de que todos tus órganos funcionan perfectamente.
Pensando así, ayudarás o tu propia salud.
Confía en el poder renovador de vida que hay en ti.
Aleja el pensamiento de la vejez.
¡Dios está en ti!
Renueva tu salud con una respiración perfecta y no aceptes jamás la idea de sufrimiento y dolor.
Dios actúa siempre en beneficio tuyo.

anterior portada siguiente

Camina siempre con paso resuelto hacia el progreso.
Si no queremos acompañar la evolución del universo, seremos arrastrados a ella por medio del dolor y progresaremos de cualquier forma.
Entonces, continúa adelante voluntariamente.
Y no escuches al calumniador.
Sigue adelante y deja que los calumniadores se queden hablando tonterías.
Camina resueltamente en la dirección de tu progreso, y ninguna voz malévola llegará a tus oídos.

anterior portada siguiente

Renueva tu salud por medio de proyectos positivos.
Todas tus células y tus órganos cumplirán integralmente sus deberes si tú no los maltratas con pensamientos negativos de desconfianza, de miedo, de rabia y de venganza.
Envía pensamientos positivos de salud a tus órganos y células, y fortalece tu cuerpo con alimentos sanos, para no darle mucho trabajo.

anterior portada siguiente

El mundo está lleno de la Luz Divina.
Trata de percibirla y sentir las irradiaciones benéficas que se derraman sobre todas las criaturas aprovechando al máximo el consuelo que esto traerá a tu espíritu.
Míralo todo con ojos de bondad y de alegría.
Descubre la luz que brilla dentro de ti y dentro de todas las criaturas, aunque muchas veces esté cubierta por una gruesa capa de defectos.

anterior portada siguiente

Dios nos guía siempre y nos orienta en nuestra vida.
Pero debemos ser sensibles, para oír su voz y saberlo interpretar o través de las circunstancias que rodean nuestra vida, elevándonos a un mayor progreso espiritual de nuestro ser.
Procura meditar silenciosamente para oír la voz de Dios, que te guía sin jamás abandonarte.

anterior portada siguiente

Sin esfuerzo de nuestra parte, jamás llegaremos a la cumbre de una montaña.
No te desanimes a mitad de camino: sigue adelante, porque los horizontes se tornarán amplios y maravillosos a medida que vas subiendo.
Pero no te ilusiones, porque sólo alcanzarás la cima de la montaña si estás decidido a enfrentar el riesgo del camino.

anterior portada siguiente

No te olvides de que, cualquiera sea tu posición en la vida, tienes siempre dos niveles para observar: los que están arriba y los que están abajo.
Intenta colocarte algunas veces en el lugar de tus jefes, y otras en el de tus subordinados.
De este modo, podrás comprender al vivo, los problemas que surgen de los dos lados.
Así, podrás ayudar mejor o unos y a otros.

anterior portada siguiente

No limites el poder de tu vida.
No pienses que conseguirás todo lo que deseas en esta vida.
Pero confía, porque la vida es eterna, infinita.
No pienses, además, que después de ésta, vas o empezar una vida diferente: nada de eso.
Esta misma vida continuará siempre.
Por lo tanto, procura aumentar tus conocimientos y perfeccionarte, comprobando cómo es efímero el momento actual, comparado con la eternidad.

anterior portada siguiente

del Libro "Minutos de Sabedoria", compilado por C. Torres Pastorino, 1960 Ed. Sabedoria, Rio de Janeiro, Brasil