PoeSite (principal)



Migdalia Mansilla



El reloj

he colocado en la repisa
el reloj al revés,

el tiempo cae hacia abajo

no quedan ya granos de arena,
se vacían los segundos
en el momento justo de reclinar mi cabeza,

pronto comenzaré a soñar
que no me he ido.

Enero 16 de 2006
(al escuchar el incesante tic-tac del reloj)



Un cuenco

Busqué un lugar
donde vaciar mi soledad

de triste palma
de llama ardiente

donde mi cuerpo se quema
en la desolada región del tedio
y en la paz que nos ensalma

extraña soy en esta ciudad mía
figura quijotesca solitaria de la ausencia

tropecé con mi historia
hilvanada
bordada con cada instante de presencia

y mi soledad se volcó en el cuenco del tiempo .

Enero 08 de 2006
(en la búsqueda, en el arañazo de la vida)



Besarlo todo

El tiempo ha pasado,
giro sobre mí buscando
y sólo encuentro soledades.

Mis labios se han sellado
esquivos al beso,
un sepulturero gris
lapidó mi boca.

Y quiero besar,
besarlo todo,
mis padres, hermanos,
amores idos, amor presente,
al vecino de la cuadra
y al de más allá.

Quiero besar,
a la brisa que pasa,
al río que corre raudo
al pie de mi montaña,
a las rosas que han nacido
en el jardín, a los árboles,
a la sombra que me persigue,
al filósofo que pasa frente a mi casa
y le gritan: ¡loco!

Quiero besarlo todo,
a los amigos, enemigos,
a los hombres sin color de piel
que griten raza, a los poetas,
al bardo que deja en un papel
mugriento y estrujado su mejor poema
recostado en la barra de un bar
cantando un bolero.

Quiero besar,
a los mendigos que estiran
sus manos suplicantes,
a los pecadores juzgados
por los que se creen santos,
a los enfermos solitarios
abandonados por los que se creen sanos.

¡Sí! quiero besarlo todo,
convocar en mis labios
a un gran beso ecuménico
y sin embargo...
no puedo hacerlo,
sólo alcanzo a tocar con mi boca,
a la inmensa lápida que sella mis labios,
desgarrados, rotos de intentos fallidos,
y obstinadamente enmudecidos.

Enero 04 de 2006
(al tratar de despegar mis labios secos de besos huidos)



Luto en los ojos

tengo los ojos enlutados

mis manos
se tornaron blancas
yertos los dedos

fría la sangre

del viejo tronco de mi vida
surge sumisa

la mueca de un gesto
en la infatigable tristeza
de un cayado que ara

nostalgias
anhelos
sueños

y el surco de la melancolía

Enero 03 de 2006
(al mirar a través de mis ojos una historia inconclusa)

Migdalia Mansilla
migbet51@yahoo.com

joldan
Lo más reciente en PoeSite Página principal de PoeSite