PoeSite (principal)



Marianela



BALANCE
(marzo, 2005)

Plantar un árbol...
Escribir un libro...
Tener un hijo...
Así leídas no parecen
tales condiciones imposibles
Pero hoy, al mirar hacia atrás,
me doy cuenta de que en la vida
no es verdad que el orden
no altere el resultado producido.

Yo empecé por el final, y entonces,
las otras dos se me hicieron imposibles.

Tuve un hijo. Planté el árbol. Pero el niño,
sin malicia, en sus juegos, lo rompía
Sucedió una y otra vez y muchas veces,
y vinieron otros niños que lo mismo repetían.
Mis días se llenaron de pañales,
biberones y vigilias... el árbol se secó del todo
¿y el libro?... simplemente no existía.

A veces, cuando triste hago las cuentas
de las cosas que no hice en mi vida,
pienso en ese árbol que no tengo
para alegrar mis tardes amarillas
con el trino de sus dulces criaturas.
Intento consolarme... y a veces lo consigo,
diciéndome que cinco pechos cariñosos
y sus brazos cálidos cubriéndome
reemplazan a ese árbol con holgura
que las risas de mis nietos son tan dulces
como esos trinos que llenan de ternura.

¿El libro? No lo escribí, me digo,
pero... pienso, ¿no habré dejado nada escrito
en el alma de mis alumnos tan queridos?
¿ni una línea siquiera que les sirva
de alegría de guía o de consuelo
al recordar nuestra escuela compartida?
Puse en esa tarea tanto empeño,
tanto amor, tanta fatiga
que es imposible que no hayan quedado
dos renglones o sólo dos palabras
grabadas en el libro de sus vidas.



TODAVIA
(1985)

Hace mucho tiempo que creía
Que mi piel había muerto, no existía
esa antena incrustada en cada poro
capaz de emitir y captar señales
a mi entorno.
Con los años dejó de funcionar,
sin darme cuenta,
creí que era normal...
¡Cosa corriente a los cuarenta!
Me acostumbré... ¡así es la vida!

De pronto sucedió,¡no sé ni como!
Sólo sé que un chorro de luz llenó mi mente
y mis nervios se tensaron como a golpes
de una fuerte y voraz descarga eléctrica
¡Fue hermoso despertar! ¡no estaba muerta!
.........................
.........................
pero, lo más desconcertante fue sentir
que era capaz de obtener una respuesta.




Marianela
neldamenendez@yahoo.com.ar

joldan
Lo más reciente en PoeSite Página principal de PoeSite