PoeSite (principal)
abril, 2004: Honorarte concede sus dos premios mayores -que en el 2003 fuesen entregados a Joaquín Giannuzzi en Poesía y Abelardo Castillo en Prosa- a Ana Emilia Lahitte: La Página de Oro, máxima recompensa acordada por la Institución y Letras de Oro, por su libro INSURRECCIONES.
de Insurrecciones
Jirones

Ana Emilia Lahitte

Nació y vive en la ciudad de La Plata, Buenos Aires, Argentina.

Ha publicado 23 libros (poesía, narrativa, ensayo, teatro y periodismo). Su actividad sociocultural es incesante, proyectada prioritariamente al interior de su país o auspiciada por países extranjeros.

Becaria de la OEA en México (l966) y del Instituto de Cultura Hispánica de Madrid (l969, 1972 y l975); invitada por Inter Nationes de la República Federal Alemana; por el Ministerio de Prensa de Austria, el Ministerio de Educación y Cultura de Bélgica y por Italia, su labor específica se extiende a toda América Latina, donde ha difundido y difunde la poesía argentina contemporánea.

Ha sido directora del Centro de Documentación e Información Pedagógica de la Provincia de Buenos Aires; Asesora literaria de Radio Universidad Nacional de La Plata; Secretaria técnica del Departamento de Teatro de la Escuela Superior de Bellas Artes, jurado de premios provinciales, nacionales y extranjeros. Sus ciclos radiales de "País Total" superaron las l.500 audiciones

Colabora en las principales publicaciones específicas. Su obra ha sido recogida en numerosas antologías y traducida al inglés, francés, alemán italiano y portugués.

Por sólo referirnos, en terreno de distinciones, a las dos últimas décadas del siglo pasado y comienzos del Tercer Milenio, anotamos:

1980Pluma de Plata del PEN Club Internacional, Centro argentino.

1982Pluma de Oro de la Fundación Argentina para la Poesía.

1983Primer Premio Nacional de Poesía (Región Buenos Aires)

1994Premio Consagración "Roberto Themis Speroni", de la Sociedad de Escritores de la Provincia de Buenos Aires (SEP)
Premio Bienal de la Cámara Argentina de Publicaciones.
Premio Konex, diploma al mérito.

1995Beca del Fondo Nacional de las Artes (Creación) por "Cinco Poetas capitales: Ballina, Castillo, Mux, Oteriño y Preler".
Premio "Paul Harris Fellow", del Rotary Club Internacional.

1996Invitada para dictar un curso de poesía contemporánea en la Fundación Argentina de la Ciudad Universitaria de París.

1997Premio de Literatura Homero Mansi.
"Summa"(l947-l997), poesía, obra completa, edición de homenaje de la Municipalidad de La Plata.

1999Premio de Poesía "Estéban Etcheverría", de Gente de Letras.

2001Segunda Edición de Homenaje de SUMMA, poesía, obra total. Municipalidad de La Plata
"El cuerpo", poema. Edición de Homenaje de su Taller de Poesía.
Gran Premio de Honor y Pluma de Oro de la Fundación Argentina Para la Poesía.
Es designada Ciudadana Ilustre, por la Municipalidad de La Plata.

Su Taller de Poesía y el Grupo de Hojas y Cuadernos de Sudestada cumplen 20 años y acredita más de 300 publicaciones editadas con su sello.
 



Las largas amistades

Las largas amistades.

Las amistades densas, trabajadas
como el cuero y la roca.
Con lentitud.
Asiduas o distantes.
Con pausas de violencia
o mansedumbre elemental.
................................importa
esa extraña lealtad,
la limpia cepa de moderada luz.
La fe certera.
Y esa forma de amor apaciguado
que busca perdurar
................................y lo consigue.

Pocas veces
abarcan el tiempo que la vida
concede a nuestra sombra
para excavar el mundo.
Pero las amistades fundadas,
verdaderas,
atraviesan la muerte con natural certeza,
sin dudar que los rostros,
los nombres, las edades
que fueron avanzando, desvastando,
no tiene validez
en la serena continuidad de puente
a veces sumergido
que las profundas, largas amistades
extienden
...................con el ritmo del sol
...................o el arco iris.



CETRERÍA

Liebre, venado, faisán.

No me atrae la caza
ni me gusta alinear la carne roja
en bandejas de plata.

Pero el halcón
acaba de traerme tus ojos.

Amo la cetrería.

Mañana
ha de traerme tu mirada.


AUTORRETRATO

Me miro en el espejo.

Una mujer avanza
desnuda
sin heridas aparentes.
Es una hembra espléndida
en épocas de celo
tal vez.
Pero ya muerta.

En carne y sombra altiva
despoja sus silencios.
En silencio
un idioma de albatros
la sustenta.

Se yergue luego
intacta
con dignidad de hiedra.
Y asomada
a sus muros
de lumbre y soledades
espera.

OFICIOS DE LA MUERTE

La veo
trabajar en cal pensante
como si su lujuria de tinieblas le permitiese
inscribir en tierra todos los nombres
de la soledad.

Pero aún no pudo enterrar
mi sombra.

Tampoco
la ración de sangre sola
que cada muerto cava en humildad.

Ana Emilia Lahitte

| la autora |



MANSEDUMBRE

Que ardua.......que serena
esta tristeza
de al fin dejarse estar a solas
con la sombra.


O ya sin ella.





GIRONSIGLOS

Ritzos restaña el sol de venas rotas
que fue Miguel Hernández.

Junto al manso D´Amicis de mi infancia / recela el siglo en celo de sus Emmas rapaces / de sus hembras con filo de alhucema. / El Flaubert de mi madre / huele a hastío / a musgo / a discreción. / Huele a cuero de Rusia el D´annuncio vedado. / (La decencia era un rito / un embrión de sándalo. / Era indecente el sexo de Picaso) / Todo gime clausura / humedad de gusanos pulcramente engendrados. / Nuestra noche estrellada incuba radioactivos / girasoles de llanto.

Escucha los colores de Trakl / las aguas vivas de su incesto. / Hay llagas que jadean / desalojan el Duino. / "Todo ángel es terrible.../ Escucha los mandalas de Pessoa / el dios cojo de Artaud / el sur de Gelman. / Paren de pie palabras terminales / que jamás nacerán / aunque renazcan de la muerte de todos. / La cacería humana ignora esas palabras / su proa de mandrágoras. / Nunca comprenderán / que ante huesos que piensan / callar es una fragua.

Sofismas de Claudel anunciar a María. / Marilyn se desnuda en nalgas del verano. / Fue una cortesía de Sartre / convocarnos para entrar en la nada. / Nos autoconvocamos para entrar a Ana Frank / a Biafra / a Chernobyl / enfundados de amianto. / Borges entró en la muerte como en una fiesta. / No fuimos conjurados.

Desdeñada por Joyce / seducida por Marx / violada por Freud / Scherezade se ahorca con albatros. / Marguerite Yourcenar se opusnigra para sus funerales aún lejanos. / Su ardilla memoriosa / le sugiere morir / cuando Adriano ya no lea el silencio. / Duras-Resnais / procuran convencerme de que el sol de Hiroshima / no habrá de aniquilarnos. / La nuestra sigue siendo una raza en exilio. / Sólo el mono Gramático está a salvo. / Quedan abiertas tumbas. / Los huesos desertaron.

Corroe el arco iris la ausencia de los pájaros. / En las computadoras / el amor se oruga kafkianamente / en textos para incautos. / El tiempo ya no existe / no ha existido nunca. / ¿Saberlo es necesario? / El hombre / ese quasars apagado. / Filma Visconti. / Malher resplandece / junto al intocado candor de los pantanos.

(de "El tiempo, ese desierto demasiado extendido")



 

El Poema

1

Amo
el dios certero
que me devora y calla
cuando pienso.

2

Un ritual obsesivo
acecha
mis palabras.
¿Seré yo quien las mata?

3

Inmediatez
de lo indescifrable
el poema.

Lejanía de sí mismo
el poema.

Silencio
del silencio de los astros

Riqueza
de quien nunca llegará
a pronunciarlo.

4

El pulso del poema
se hace cargo de una preñez
absorta
que nadie ha fecundado
todavía.

5

El poeta
asume con gozosa ignorancia
la herida profecía
de ser
su propia presa.

6

No le basta
al poeta
vislumbrar la escritura
huyente del poema
perdiéndose en la oscuridad.

exige
el poema.

O la oscuridad.

7

Batallar del poema.

Roer
hueso por hueso
hasta morir
de hambre de universo.

8

Como
un vino de carne bello y oscuro
nos invade el poema.

Indefensos desnudos azorados
latimos en un pulso
que entreabre silencios.

Y dejamos de ser criaturas
fugaces.

La soledad se entrega.

9

Con un fulgor de parto
o de suicidio
se abre la noche.

El nombre del poema
ha sido escrito.

10

Solemos olvidar
que la poesía es un instante
sabiamente clausurado
antes de que aprendamos a pronunciar
la eternidad.

11

A la poesía y a la muerte
hay que merecerlas.




ATRAPADOS

Sólo tengo de vos
una fotografía con pómulos rasantes
tu pelo de llanura sobre los hombros tensos
y sin brazos
-no he podido inventarlos todavía-
y tu extraña manera
de acompañarme a solas
de este lado del mar.

Vivías en París
(lo especifica el dorso de la fotografía)
ignoro si habrás muerto.
Importa
el desamparo de tu mirada inmensa
que me atraviesa
y sigue camino a mis espaldas
sin dejarme jamás.

Mirás hacia el vacío.
Un abrazo
sin tiempo que se abraza a sí mismo.
Mirás
como buscando la huella de un albatros.
Algo que implora
un límite para poder llegar.

Ni siquiera conozco tu sombra.
Sin embargo
regreso sin descanso
y me tiendo a tu lado en tu voz
en tu sed
en el tacto insaciable
con que rastreo a ciegas tus rasgos
con mis dedos.
Y te llevo a mi piel.
Y siento que tus muslos
aprietan con el celo de lo deshabitado.

Gozamos
el secreto pacto
de lejanías
que anuda nuestros cuerpos
en una memorable batalla despojada
de heridas y arrogancias.

Una trama ilesa
bellamente perversa insiste en atraparnos.
Y estamos atrapados
aquí
en el Sur más sur.
En esta factoría de la imaginación oculta
en el reverso
de los acantilados.



DESIERTOS

Los hombres azules
frontera de las altas dunas.

No hablan de la sed
con quien la desconoce.

Como alimento
intercambian silencios de arena.

Parecen separarnos horizontes
eternos.

Ignoran
que con ellos convive otra sed.
Exhausta
Sin oasis.

La de nuestros desiertos.



EL SUETER DE FEDORIO

En los bordes raídos del suéter
de Fedorio
se arremansa la vida y sus historias.

Jamás
me atrevería a proponerle restañar
esos hilos desgastados
reavivar los colores
las zonas percudidas como un abecedario
para ciegos.

Quitárselo
sería desollarlo.

El suéter de Fedorio
es una hogaza
un libro de bitácora un sol un campanario
alguna melodía que se canta
sin que nadie la escuche.
Su intemperie
anuda cuanto ha sido algo más
que un adiós
menos que un llanto
algo que sólo cabe en el hueco secreto
de la mano.

Si otra piel respira
debajo de mandala de su suéter gastado
será sólo un sudario
que busca convertirse en el revés cereal
de esa coraza
hilada por los pájaros.



INVENTARIO

Hay
seres fulgurantes
como la sed de las cenizas
metáforas humanas
que seducen
y desconciertan
como la sonrisa de los ciegos.

Hay
seres tan de nadie
que sólo se asoman desde el fondo
de los espejos.

Hay
noches tan domésticas
que se echan a dormir hasta el amanecer.

Hay
criaturas breves tan sumisas
que no se han suicidado ni siquiera una vez.

Hay
pecados mortales
aún no absueltos por falta de imaginación.

Hay
quienes fingen existir
quienes desean
quienes no saben existir
quienes se niegan a existir
quienes merecerían existir
y
quienes jamás existirán
aunque insistan.



LIBERACIÓN

Las manos.
Sometida extremadura
de la avidez y de la servidumbre.

Si pudiera
las dejaría partir
desarraigadas
sabiamente inexpertas
como el tacto feliz de los amantes
buscándose en la oscuridad



LOS CHICOS DE LA CALLE

Oh, niños asesinos, oh salvajes antorchas.
.........................................................Cortazar

Ragazzi di vita
los llamó Pasolini
con su piedad adversa
desollada.

Y nos los deja así
sin otra identidad que la mugre
y la llaga.

Debajo
del abrigo de su costra de escaras
-cristos breves-
los chicos de la calle
no saben todavía que su sombra atrapada
crece
para la historia de la infamia.*

El dolor
nunca es niño.
Y en ellos ni siquiera es dolor.

Es una humillación
de la esperanza.

( * Borges)
Jirones
A Gloria Ghisalberti

1

VIVIRÁS / tantas veces / como haya consentido
tu sombra / ser vaciada.

2

SUAVE es la zarza / a pesar del miedo / y aunque
el expolio es grave / resplandece.

3

SUELO ignorarme / con la naturalidad / conque
los pájaros / desconocen el riesgo de sus alas.

4

QUISIERA / ser mi sombra / navegar sus estuarios
de luz desenterrada.

5

EN una ceremonia / de pavor y erotismo / el alma
nos descarna.

6

ME esfuerzo en divisarme. /Debo seguir muriendo /hasta ser lejanía.

7

SIEMPRE / he sido ante mí una extranjera. / Quizá por eso no he podido / nunca / llorar desde mi misma.

8

EN dominios del sol / hubo camino. / Tierra de nadie. / Roquedal del exilio.

9

El cautiverio del nacer / custodia / lo eterno / del instante que seremos.

10

CADA cual lleva en sí / tras de su máscara / las huellas invisibles / de su rostro secreto.

11

DENTRO del marco fijo / del espejo / buscamos parecernos a lo que ya no somos / y quizá nunca fuimos.

12

NOS han habilitado para el hurto / de una escenografía temeraria / donde fingimos ser / hasta creérnoslo.

13

¿LLORAN las lágrimas / o nos utilizan para deshabitarse/
del dolor?

14

NOS laceran / palabras soñadas por los muertos. / Y no las escuchamos. / Silenciamos silencios.

15

NO se porque insisto / en renovar el mito / del rostro en el espejo / si soy yo quien espeja / los rostros del vacío.

16

ME obsesiona / el pánico salvaje / de quien se desintegra /
antes de haber nacido.

17

El no ser. / Sus raidas aldeas / de infinito.

18

LA soledad. / Esa clausura donde la sombra /se arrodilla.

19

LA impiedad. / Esa lujosa hembra / descastada.

20

RECUERDO / algunos cielos / inexpertos aún / temerosos atipos / de primeros infiernos.

21

EN nuestro subconciente / hay crímenes tan diáfanos como un vuelo de albatros.

22

VOLAMOS en pedazos / cada vez que la angustia / nos flagela y seduce /con sus noches de cuarzo.

23

BASTA / para enjoyarnos / este lujo ancestral / del desamparo.

24

DEBIERA / alcanzarle a Dios /la soledad de nuestro pulso / para absolvernos de lo humano.

25

VIVIMOS / sin morir del todo / cada noche / para inaugurar la próxima / agonía.

26

OLVIDAMOS / que Dios crece en nosotros / a medida que huimos / de su sombra.

27

A los niños / hay que consolarlos / antes / del dolor.

28

POR favor / quédate ahí. / Si te mueves puede regresar /el mundo.

29

LA plenitud saqueada / es un vacío /demasiado perfecto / para poder sobrevivir en él.

30

DEJAMOS sobre el mundo / un exilio inconcluso. / El mismo
que heredamos.

31

TURBA / la seducción del desengaño. / Enamora / Ese torzo que se aleja / vaciándonos.

32

EN mi sombra / secreta / anidan los halcones.

33

QUE identidad sin rasgos / aguarda en el trasfondo de éste ejercicio /de resurrecciones.

34

EL cautiverio del nacer / custodia / lo eterno del instante / que seremos.

35

SOMOS / lo indeleble / de cada ser pensante / tatuado por el caos.

36

Y somos lo que amamos / las vísceras del viento /las vértebras
del humo.

37

NADA / puede igualar / el explendor de sombras / al iris arrasado / de nuestra desmemoria.

38

TODO calla / y se aferra a los tallos / profundos.

39

Y la muerte tan cerca / semem astral / que nos fecunda y calla.

40

JAMAS / es el destierro más bello / del adiós.

41

REZAN. / Qué maravilla. / Sus infiernos cantan.

42

DETESTO / lo enjoyado sin misterio. / Sólo suelo enjoyarme con desiertos.

43

LA sangre. / Derramada agoniza. / Agonizante / sangra.

44

LA culpa / es una llaga / que no cesa

Ana Emilia Lahitte
lahitte@netverk.com.ar joldan


Lo más reciente en PoeSite Página principal de PoeSite