Pongo tu nombre al papel como tantas otras veces y, como tantas otras veces, el papel me regala una sonrisa; me mira con tus ojos.
Como tantas otras veces, escribo para decir lo que mi voz se calla...
aquello que quizás tú nunca escuches...
aquello que tal vez nunca te diga.

Casi siempre pienso en ti.
Lo digo así
En lenguaje llano.
Sin palabras rebuscadas
Ni adornos innecesarios.
Para pensar en ti no preciso
De un amplio vocabulario
Me basta lo cotidiano.

Casi siempre pienso en ti.
A menudo me pregunto
que harás...
como estarás...
Imagino tu figura
Te veo
Vestida
Desnuda
En la cama
En el parque
A menudo te pregunto
Tú que harías?
Tu sonrisa es el brillo de mis días.
A menudo pienso en ti
El resto del tiempo duermo



Desde lejos el poeta
a una rosa decía:

¿Cómo no voy a extrañarte
si de tu piel, en mis dedos
tengo algo más que recuerdos:
tengo añoranza y deseo?

...y la rosa sonreía

Y el poeta desde lejos
sus pensamientos seguía:

¿Cómo podría olvidarte
si de tu pecho, en mis labios
tengo el nectar que alimenta
los sueños de cada día?

...y la rosa sonreía.

Y el poeta adivinaba
aquella tierna sonrisa
que su rosa en la distancia
esbozaba complacida

y el alma se le llenaba
...Y también él sonreía.


Entre tus labios
¡Ah!, si pudiera...

Entre tus labios
la vida entera
en un instante
se desvanece
se me renueva

Entre tus labios
¡Ah!, si pudiera...

¡Qué más quisiera!
estar cautivo
saberme vivo
entre tus labios
cuando me muera.


Te me acercas, despacito
silenciosa, como un sueño.
Rezumando sensaciones
irrumpes en mi desvelo
y yo que deseos tengo
más de tierra que de cielo
te hago un nido entre mis ramas
para que encuentres sosiego.

Y ahora,
que he visto tu piel navegar mis ojos un instante;
que he sentido tus pechos anclarse en mis pupilas
¿cómo hacerme a la idea de no verte
cada vez que por mirar al horizonte
ansioso me asomo a esta ventana?

Cómo hacer, si me he quedado con las ganas
de beber en tu fuente, soberana;
de bajar a tu jardín y contemplar el paraíso
donde crece jugosa la manzana
... de la vida?

Tu figura
es un regalo a mis sentidos
compendio de mis sueños prohibidos
frontera entre el deseo y la locura.

Tu figura...

Pero tú...
tú eres mucho más que una figura
eres toda sentimiento, eres dulzura
una fresca sensación de amanecida
como gota de rocío que perdura

Por ese camino que veo en tu espalda
amparados en la noche, bajarán mis besos.
Juguetones, mis labios, mis labios traviesos
por ese camino que ví en tu espalda.

Con sueños alimenta su existencia
extrayendo al recuerdo cada día
esa gota invisible de energía
con que calma la sed de su impaciencia
Hay tanta soledad, hay tanta ausencia
que el placer más intenso es agonía
cuando se unen deber y fantasía
en un mismo reclamo a la conciencia.
Grita el alma:
.............¡traición de los sentidos!
y el sentido se sabe traicionado.
lo vivido se opone a lo soñado

Se entrega cuando el caso lo requiere
y el deber es un hecho impostergable
al placer que queriendo no se quiere
al amor que, de amar, se ha vuelto amable.
Queda el cuerpo a merced de los sentidos
mientras deja volar el pensamiento
sutil embarcación a contraviento
añorando unos brazos más queridos
Se desliza una perla suavemente
procurando evitar que se la vea...
no tendría respuesta convincente.
Entre el ir y venir de la marea
la noche se hace eterna, el día largo;
de tan dulce, el recuerdo, se hace amargo.

Se hace amargo el recuerdo y tanto duele
que quisiera perderse en el olvido
no pensar, no soñar con lo perdido...



No apagues el sol,
déjale brillar
que mientras él brilla
la luz, en tus ojos,
mirándome está.

No apagues el sol.

Y si el sol se apaga,
enciende la luna
que aún mi fortuna,
mi mayor tesoro:
la luz de tus ojos,
me acompañará.

No apagues el sol
Déjale brillar.

Sin luz en tus ojos
¡no viviré más!


Non teño verbas, queridiña miña, para decirche
todolos soños que por ti levo dentro de min.
Non hai estrelas sen os teus ollos na miña noite
nin flores medran, se ti me fallas, no meu xardín.
Cores de inverno teñen os ceos da miña vida
lonxe da ria, lonxe da terra, lonxe de ti
nubes de choiba cubren os ceos de cada día
soplan os ventos forte, mais fortes que outros non vin.

non teño verbas...
nin mesmo froles ai niste mundo
pra un agasallo que te mereza
anxo antre os anxos, raíña, princesa;
risa que o ceo deixou no monte,
ó pe dun carballo, un día de festa
auga no muiño, espello na fonte
charanga, anduriña...
¡eu qué sei! ¡mañán! ¡onte!

Derriba das Tellas
I

Fixeron seu niño
como gaivotas
derriba das tellas

de tan agachadas
todas las fames
ficaran vellas

pero anovaron
no mismo intre
de se toparen

Ollos, mans,
beizos, meixelas

Un só corpo nunha estrela
cinguido-los dous a un:
ela vestida con él
i él vestido con ela.

II

Fixeron seu niño,
como gaivotas
derriba das tellas.

Pra facer lume,
tiñan un feixe
de ganas novas
ben amarrado
con ganas vellas.

Niño de soños.
Vento de soños.

"Aies" que durmen
derriba das tellas.

Aires que agardan
salaios novos
de cor bermella
de sangue que ferve
na carne acesa...

Carbón aceso
con palla seca.

Venus cantando
sube ao seu monte
nun niño, feito
con ansias novas
e ganas bellas,
preto do ceo...
derriba das tellas.
(marzo/2008)

Se deslizó la tormenta
entre los pliegues del monte
La tierra entera tembló.
Pasión de volcán activo
Lava caliente que al crater asoma.
Avanza el barreno:
a tientas y a ciegas avanza y perfora,
se abre camino buscando la aurora
más allá de la luz
y la noche que llora...
Grita la tierra cuando el cielo entona
su canto de estrellas
Rumor de pinos al viento, aroma
de camelias en floración se eleva
impregnando el bosque entero.
Una brisa que pasa rozando la alta copa de los pinos
susurra secretos entre las ramas
esparce sonrisas por los caminos.
Ahora, la tierra duerme.
Ahora, la tierra sueña.
Ahora, la tierra, llena,
en calma se abandona
a la corriente del cauce universal.
septiembre/2008

Todo sucede entre tus labios:
Desde el rumor que adormece los sentidos
hasta el grito de placer que despierta la vida,
Todo surge de tus labios
Todo viene de tus labios
Todo nace entre tus labios

Me estremezco entre tus labios
me enciendo, me apago
me agiganto, me contraigo
me acuesto, me levanto,
desaparezco y vuelvo a vivir
Todo entre tus labios
Esos tus labios,
que un día gritaron vida,
y que, abiertos al pecado,
claman hoy por redención.

Y yo encuentro redención entre tus labios.

¿Cómo no sentirme redimido entre tus labios
si veo el cielo
cada vez que con tus labios entablo conversación?

Y bebiendo en tus fuentes de miel reverdecidas,
doy rienda suelta al otoño de pasiones desprendidas
que despiertan a este nuevo amanecer.
agosto/2009



José L. Dasilva N.

Te llevo tan adentro que no sé
si al amarte te estoy amando a ti
o si, acaso, a mi mismo estoy amando.
(enero/2005)


Con sus dunas tu cuerpo me convida
a cruzar las arenas del desierto
que separa tus labios de aquel huerto
donde brota la fuente de la vida.

Peregrino hacia tierra prometida
voy, al compás de tus labios en concierto
buscando la gruta en que está, de cierto
la flor de mis deseos escondida.

Despacio. No tiene prisa el amor.
El calor de tu piel es mi delirio
y en sus pliegues sutiles me detengo.

Arriba está el volcán de donde vengo
abajo, en un oasis, aquel lirio
que se abre ante mis ojos, tentador.

.............Y hacia allí me dirijo con la calma
.............de saber que estoy solo en el camino
.............que no tienen, para otro peregrino,
.............más espacio los senderos de tu alma.

Seguiré, de tu arroyo, la vertiente,
nadaré hasta el cansancio; ya rendido,
con hebras de tu pelo me haré un nido
y allí descansaré plácidamente.

De tu sueño y mi sueño, la simiente,
crecerá en otro sueño compartido
a la sombra del árbol prohibido
cuyo fruto me cedes complaciente.

Si, más que una ilusión, esto que digo
encuentra su verdad, lugar e instante
yo seré compañero, amante, amigo

tu serás compañera, amiga, amante
y, a un tiempo, cual verdugos y castigo
y, a un tiempo, cual camino y caminante.

(1997)


Lo que hay en ti
lo vi en sueños
antes aún de saberte.

Antes aún de tenerte
físicamente
(entre mis brazos), tenía
(la sensación de tus labios)
tus besos que amanecían
como gotas de rocío
sobre el jardín de mis días...
..............y con ellos despertaba
..............y con ellos me dormía.
y el camino transitaba
de tu amor, en compañía.
Antes aún de saberte,
junto a mi, te presentía.

Antes aún de soñarte
ya eras tiempo entre mi tiempo
ya eras vida entre mi vida.

Antes aún de saberte
......................de pensarte
......................de tenerte...
¡Mucho antes!, te quería
......................te soñaba
......................te intuía.

y eras sol a plena noche
y eras luna en pleno día
(marzo/2003)



Beso que el cielo a la tierra
en color de aurora ofrece
tras un sueño que se cierra
y una noche que amanece.

Fruta del árbol prohibido:
La que pasiones enciende.
Oasis en tierra ardiente.
Rosa en jardín de espinos.

Entre el hoy y el ayer...
tan sólo un sueño distante!
entre el hoy y el mañana...
ríos de amor infinito
nunca un poema fue escrito
a una estrella tan brillante.


El tenía veintitrés, ella
dieciseis contaba en su haber de primaveras.
El era un compendio de insólitas quimeras
ella, flor naciente temerosa de crecer

El llegó como lluvia deseada
para dar de beber a sus raices
se hizo cargo de sus muchas cicatrices
una a una las trocó por ilusión...

la enamoró
..............le dió su aliento
....................robó sus besos

... y se alejó;
..............allí,
....................sola,
en un rellano sin luz de la escalera
la dejó con la esperanza
de un regreso no lejano

... y en la espera del regreso encaneció

en su lugar
poco más de cinco lineas
que en lágrimas diluyó
sobre el lienzo de sus sueños
dibujaron un adiós.



No me importa qué piel roza hoy su piel
tampoco quién susurra en sus oidos
El beso de sus sueños prohibidos
a mi me pertenece que no a él.

Es sólo un acto más, sólo un papel
un libreto común, harto aburrido
El deber, lo social, lo permitido
... La vida que nos usa de anaquel.

Yo elegí mi camino, ella no tuvo
acaso más opción para elegir
que un adiós esbozado vagamente
y después de buscarme inutilmente
la noria de sus sueños se detuvo
comprendió que lo urgente era vivir.



Aquellas paredes blancas
... si voz tuvieran
quien sabe lo que contaran
¡ay!, que si hablaran
quien sabe lo que dijeran...

Acaso con discreción
callarían que nos vieron
dejar a un lado los miedos
despojarnos del pudor
y entregarnos al amor
en consciente desenfreno

Acaso nada callaran
acaso todo dijeran
y contaran con detalle
cada roce, cada beso
cada espasmo de tu vientre
al contacto de mis dedos
y aquel suspiro tan hondo
tan extenso como un eco
cuando el caudal de mis ansias
se deslizó en tus secretos.

Aquellas paredes blancas
tan frías como el invierno
de amores nada sabían
ni de pasión entendieron
hasta que fueron testigos
del recital de poesía
que se da cita en tu cuerpo
.........y se vistieron tu piel
.........y bebieron de tus senos.

Aquellas paredes blancas
¡Ah!, ¡cómo se estremecieron!

Acaso por un instante
hasta envidia me tuvieron
... aquellas paredes blancas
no verán otros amores
que recuerden como el nuestro.



Si notas que algo se mueve a tu alrededor
--------y no hay viento ni brisa
Si descubres que en tu rostro se dibuja
--------sin motivo una sonrisa
Si sientes que algún deseo indiscreto
--------suavemente se desliza
llenando el pequeño espacio
que hay entre piel y camisa...

tal vez sea que a tu lado
muy cerca de ti
muy cerca
más cerca aún que tu piel
más cerca aún que tu propio pensamiento
--------(más cerca aún de lo más cerca de ti
-------- que puedes ir con tus manos)
latiendo va el sentimiento
de alguien que no te olvida

a pesar de la distancia
--------(y más allá de la distancia)
a pesar del tanto tiempo
--------(y más allá de cualquier tiempo)
a pesar de su silencio
--------(y añorándote en silencio)
hay alguien cerca de ti
muy cerca
que te piensa y te desea
que te quiere y no te olvida.

No lo ves pero está en ti.
tal vez sobre ti.
Muy cerca.

Donde duerme la ternura
Donde despiertan los besos

--------Donde la tela se hunde
--------cuando se ajusta
--------sobre tu cuerpo...

Donde el instinto conduce
nuestros labios en procura
del alimento primero

Donde el placer marca el rumbo

donde comienza la vida
donde se aquieta el deseo

--------origen mismo
--------de mis angustias
--------motivo cierto
--------de mis desvelos

confluyen tus sensaciones
se alimentan mis excesos.

Está en ti.
No puedes verlo.

Te acompaña. Va contigo.
Lo sepas o no lo sepas
queriéndolo o sin quererlo.

Perdóname si es que acaso
creo más de lo que debo
me dejo llevar a ratos
por ilusiones y sueños...
cuando digo lo que digo
es que lo que digo quiero
aunque al tiempo que lo digo
no sé si también lo creo.

Estaré o no estaré.
Puede ser. Puede no serlo.
Prefiero creer que sí
motivos bastantes tengo
bastantes muestras me has dado
de que entre tu vida y mi vida
no hay distancias ni tiempos
-como dijera el cantor-
porque el amor es sincero.