De los cuadernos de un soñador
(2004) 0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 - anterior anterior 2004 siguiente siguiente
En este universo regido por estrictas relaciones comerciales, donde todo tiene un precio, donde la publicidad puede hacer del objeto más inútil el más deseado de todos los objetos, donde nada vale a menos que pueda ser intercambiado por dinero...
¿será necesario morir para que florezca el pensamiento?


Consumir el tiempo
hasta que el tiempo se agote.

Ya después se verá...
la luz o la oscuridad
el todo, la nada
la plenitud o el vacío
..................del infinito.
Las horas muertas
los sueños perdidos
los días no vividos...

... al fin y al cabo
todo se va río abajo
flotando en la corriente.

   
  1. Qué es poesía
  2. Soneto I
  3. Soneto II
  4. El tiempo, sabio juez
  5. Madre de mi madre
  6. Fractales del Universo
  7. Encuentro con Whitman
  8. A Soledad Bravo
  9. A Jorge Luis Suarez
  10. De pronto vino la noche
  11. De la Soledad al Miedo
  12. A Propósito del Otoño
  13. Los ángeles existen
(2007) Unas de cal, otras de arena
[F11] visualizar a pantalla completa | José L. Dasilva N.PoeSite ©(2005-2006)
De los cuadernos de un soñador
0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 - anterior anterior Indice siguiente siguiente
Una noche al trasluz
coro de sombras
golondrinas al alba

Qué es poesía

.......... I

Me preguntas qué es poesía
te respondo: ¡no lo sé!
Será tal vez ese algo
que se siente y no se vé

que se toca con el alma
sin que puedas retener
ni un pedazo entre tus manos...

¡¿ah?! ¡¿Qué?!
¿eso es amor, me dices?
¡ya!... y poesía, ¿qué es?
..........II

Si con dos simples palabras
logro llenar un vacío
y hacer que aparezca un río
donde un desierto soñabas
para que valga un minuto
de silencio más que el ruido
de cualquier hora pasada...

¿estaré haciendo poesía?

¡ah! es que estás enamorada...
..........y poesía ¿qué es?
..........III

Me preguntas, ¿qué es poesía?
....................vida mía
....................No lo sé
pero al verte me doy cuenta
de que todos los poemas
germinan en tu mirada
y florecen en tu piel.
José L. Dasilva N.PoeSite (2005)
De los cuadernos de un soñador
0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 - anterior anterior Indice siguiente siguiente

I

Dormir con tu cabello entre mis dedos
despertar como anexo de tu espalda
ser viento, retozar bajo tu falda;
como luz, disipar todos tus miedos;

ser el centro de todos tus enredos,
poner en tu cabeza una guirnalda;
princesa de mis sueños, mi esmeralda,
tenerte por motivo entre mis credos...

es mi sueño, mi anhelo, mi ilusión;
-qué será o no será, Dios lo decida-
no le queda ya oxigeno a mi vida
a no ser por el que brota de tu piel
mezcla perfecta de canela y miel
que abre el sentido y cierra la razón.
(1981)
José L. Dasilva N.PoeSite (2005)
De los cuadernos de un soñador
0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 - anterior anterior Indice siguiente siguiente

II

Vestirá el roble pieles de azucena
algún otoño floreará su rama.
Despertará oloroso una mañana
a esencia de jazmín y yerbabuena.

Acaso tal vestir sea su condena,
que vistiendo el cuerpo desnude el alma,
que en tormenta trueque cuanto fue calma
y todo cuanto fue alegría, en pena.

Café servido a toque de canela,
es prólogo perfecto para el beso
de un suspiro pintado en acuarela
y mientras la razón se les rebela
el corazón tan sólo amar, anhela
y ser aligerado de su peso.
José L. Dasilva N.PoeSite (2005)
De los cuadernos de un soñador
0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 - anterior anterior Indice siguiente siguiente
Llegado a este punto
................me pregunto
¿dónde estoy?

El tiempo es sabio juez en su ignorancia
ecuánime y seguro en su designio
igual dicta sentencia de exterminio
que exculpa con su voto de confianza

Al tiempo no le importa la distancia
no limita con nada su dominio
igual da si eres hombre o si eres simio
no distingue pobreza de abundancia.

Y no intentes comprarle una sentencia
ni te afanes rogando a su clemencia
piensa, antes de actuar, lo que conviene
que aunque creas disfrutar de su delicia
a la hora del juicio hará justicia
... siempre da la razón a quien la tiene.
José L. Dasilva N.PoeSite (2005)
De los cuadernos de un soñador
0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 - anterior anterior Indice siguiente siguiente
Por ser madre de mi madre
dos veces madre mía fuiste.
Por quererme como me quisiste
más homenaje aún mereces
del que yo podría darte:

porque abrazado a tu espalda
los fantasmas de la noche
sin más desaparecían
y al calor de tu regazo
todo miedo se dormía.
José L. Dasilva N.PoeSite (2005)
De los cuadernos de un soñador
0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 - anterior anterior Indice siguiente siguiente
El ascensor es el lugar de reunión más común que hay en cualquier ciudad...
y el más amplio también:
... por más lleno que esté, a menudo pareciera no haber nadie.
Brenda Stromberg, Art Worldwide Gallery Todos somos Uno.
Neuronas de un mismo cerebro.
Células inseparables del mismo cuerpo.
Todos somos Uno:
fractales del Universo
José L. Dasilva N.PoeSite (2005)
De los cuadernos de un soñador
0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 - anterior anterior Indice siguiente siguiente
Días atrás, no hace mucho
un hombre extraño se me cruzó en el camino.
Caminaba descalzo
sobre la hierba, entre la hierba
Confundiéndose con la hierba
como una hoja más.
Parecía un vagabundo
vestía ropas gastadas, decoloridas
con ese matiz amarillento
que el tiempo
y el polvo de biblioteca
imprimen sobre el papel que una vez fue blanco.

- Yo soy tú - me dijo
en respuesta a la inquietud de mi mirada-
lo que quiera que tú seas, yo lo soy.
A dónde sea que tú vayas
antes yo estuve allí...
y ahora que tú vas, vuelvo contigo.
Empero, no me juzgues arrogante
si "me celebro y me canto a mi mismo",
  porque mi canto es tu canto
"porque lo que yo tengo lo tienes tú
y cada átomo de mi cuerpo es tuyo también"


No sé si hallo en sus palabras la arrogancia
de sentirse el Hombre por sobre todos los hombres
o la sabiduría humilde de saberse, ni más ni menos, igual.
No le reconozco, aunque, si bien lo pienso
creo haberle visto antes de ahora.
Tal vez de la mano de Darío. No sé!
Quizás entre las hojas impresas de un Neruda viajero.
Acaso más cerca aún, entre mis propias hojas
porque la hierba está en todas partes
como la mota de polvo:
más grandes, más pequeñas...
¡por todas partes! ¡igual!
Dice (de él) León Felipe
que "se apellida Whitman
pero Dios le llama Walt"
.
Encuentro con Whitman | José L. Dasilva N.PoeSite (2005)
De los cuadernos de un soñador
0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 - anterior anterior Indice siguiente siguiente
Qué pena, Soledad, ¡qué pena!
que el poema, sin tu voz, se haya quedado;
que tu canto, otrora invaluable,
quien le ponga precio haya encontrado:

llevaste tus principios al mercado
y al mejor postor los entregaste
cual si fueran veduras o pescado.

Qué pena, Soledad, que tus ideales
no tengan por valor más que un puñado
de dólares... Qué pena, ¡ay, Soledad...,
a secas... ya te queda grande el "Bravo"!
José L. Dasilva N.PoeSite (2005)
De los cuadernos de un soñador
0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 - anterior anterior Indice siguiente siguiente
A Jorge Luis Suarez
(1924 - 2006)

Te fuiste, Jorge, amigo
tal vez, al encuentro del último poema
el más personal de todos,
.......el infinito
.......el nunca escrito
aquel que -una vez me dijiste- nos espera
tras el cruce inevitable de la última frontera...

Te fuiste, Jorge, Amigo
con tu misión cumplida
y -no lo dudo- satisfecho
del largo camino recorrido
.......por todo lo soñado,
.......por todo lo vivido
.......con todo lo torcido
.......y con todo lo derecho.
Te fuiste, estoy seguro, al encuentro,
de las voces de tu espiritu alegre:
voces que murieron una madrugada
.......ya perdida en el tiempo
.......distante
.......más no, por distante, olvidada
y presiento que esas voces arroparon tu partida
que vinieron a tu encuentro
para conducirte a la luz sin miedos.

Quizás la misma Julia, tu "Julia del Mundo"
escribió un poema a tu bienvenida
y un coro de ángeles
puso música de fondo a su lectura

Te nos fuiste pero...
-y perdona si te pido prestado un verso
para decir algo que yo no podría expresar mejor-
"te has quedado latiendo en nuestras vidas".
José L. Dasilva N.PoeSite (abril, 2006)
De los cuadernos de un soñador
0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 - anterior anterior Indice siguiente siguiente
A Mary Carmen Golán
con todo -y por todo- el amor
compartido -y acumulado-
en 28 años de camino
...

De pronto
vino la noche a dormir entre nosotros.
De nada sirvió la resistencia que opusimos.
Poco a poco fue llenando cada espacio
cada intersticio posible.
Todo lo cubrió de sombras y fantasmas.

De pronto llegó la noche.
Vino a apagar nuestro día eterno,
a llevarse nuestro mayor tesoro:
la riqueza inmensurable de quien nunca temió
a los baches del camino
- ni aún a la muerte
porque la muerte era algo lejano
que habría de llegar un día igualmente lejano
..................."¡y nos hallará dormidos!" -

De pronto llegó la noche...
quiso, en nuestra cama, hacerse un nido...

pero no será esta noche la que permanezca
durmiendo entre nosotros.
Acaso otra. La siguiente, tal vez.
.............................¡No esta noche!

Volveremos a encender el día eterno
...................con la luz de tus ojos
...................con la luz de mis ojos
...................con la luz de nuestros hijos.

Volveré a encender para ti ese día eterno
con todas las mañanas que aún no se han perdido.

Sólo el amor perdura...
todo lo demás ¡pasará!

José L. Dasilva N.PoeSite (mayo, 2006)
De los cuadernos de un soñador
0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 - anterior anterior Indice siguiente siguiente

Apago la luz.
La oscuridad me observa.
Me mira desde la sombra con ojos que no puedo ver.
Sé que estoy solo.
Nadie más respira en esta habitación

(pero alguien me mira... o algo
tan vivo como inanimado...
el vacío, quizá;
el silencio, la oscuridad.
Es mi imaginación:
sé que estoy solo.
Nadie vive sino yo, con mis recuerdos
..........en esta habitación.)

¡Lo sé! Estoy seguro. Aún así
..........-o tal vez por ello-
..........TENGO MIEDO
José L. Dasilva N.PoeSite (sept. 2006)
De los cuadernos de un soñador
0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 - anterior anterior Indice siguiente siguiente
A propósito del Otoño
Llegó el otoño.
Yo, casi no me dí cuenta.
Cayó de golpe,
se me vino encima,
repentino, como el viajero
que sin previo aviso llama a la puerta
y no hay alternativa sino abrir.

Llegó el otoño sin darme cuenta.
El mundo cambió sus galas.
Dejó las crestas desnudas
De grises y de ocres se vistió.

El otoño me promete renovación.

Siempre hay, en el otoño,
una promesa de renacimiento
como en la tierra del bosque después del incendio.

Siempre hay una promesa de nuevos aires
detrás del otoño.

Sobre esa promesa, anticipo inequívoco
de una nueva primavera,
recuesto el cofre de mis pensamientos.
Cierro los ojos... y duermo.
José L. Dasilva N.PoeSite (2006)
De los cuadernos de un soñador
0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 - anterior anterior Indice siguiente siguiente
Los Ángeles existen

Los ángeles existen
........Se parecen a ti.
........Se parecen a mi.
........No tienen alas.
Caminan con nosotros
........como nosotros
........entre nosotros
contínuamente
Nos cruzamos con ellos
........en la escalera
........en el pasillo
........en el ascensor
Les decimos buenos días
........buenas tardes,
........buenas noches,
........hasta luego
y seguimos nuestro camino
sin percatarnos del aura
luminosa que les envuelve,
hasta ese momento,
tal vez años después
de haberles visto por vez primera,
en que les necesitamos.
Ellos lo saben y actúan sin preguntar,
a veces por cuenta propia, otras,
como intermediarios:
nos entregan en las manos de otro ángel
que guiará nuestros pasos
hasta hallar la solución.

Los ángeles existen...

Si los ángeles existen,
¿Quién puede dudar de Dios?
Si creemos en los ángeles
¿Cómo no creer en Dios?


Cuando escribí esto, tenía
en mente a cuatro mujeres:
Carmen Salinas, Gisela Salinas,
la madre de ambas: Agustina Carmen Narváez
(un ángel que hoy está en la Gloria de Dios)
y Adriana Padrón.
José L. Dasilva N.PoeSite (sept. 2006)