enero 2000

De los cuadernos de un soñador


Pola vereda dos tempos
camiñan hoxe mais onte
as claras augas da fonte
i o novo sol do mencer.

Nalgún curruncho do mundo
cantan os galos na noite
polo día que xa vén.




Entre tus labios
¡Ah!, si pudiera...

Entre tus labios
la vida entera
en un instante
se desvanece
se me renueva

Entre tus labios
¡Ah!, si pudiera...

¡Qué más quisiera!
estar cautivo
saberme vivo
entre tus labios
cuando me muera.





Si mis sueños
             fueran tus sueños
y tus deseos los míos.
Si sudaras mis calores
y temblaras con mis fríos.
Si sufrieras mis dolores
o tus lágrimas brotaran
de mis ojos...

             No seríamos tú y yo.





Lo que hay en ti
lo vi en sueños
antes aún de saberte.

Antes aún de tenerte
(entre mis brazos), tenía
la sensación de tus labios
tus besos que amanecían
como gotas de rocío
sobre el jardín de mis días...
.....y con ellos despertaba
.....y con ellos me dormía.

Antes aún de saberte
......................de soñarte
......................de quererte...
¡Mucho antes!, te tenía
......................te pensaba
......................¡te sabía!...

Y eras sol a plena noche
y eras luna en pleno día.




Pueblo que has sido emigrante
¡No te quedes sin memoria!.
No se diluya tu historia
ante el cuadro fulgurante
de un progreso temporal,
que no hay bonanza infinita;
que toda flor se marchita
y basta sólo un principio
para que exista un final.

Pueblo que has sido emigrante
recuerda quien te ayudó.
Nunca le niegues tu mano
a quien su mano te dió...
ni cierres nunca tus puertas
a quien tus hambres un día
sin condiciones sació.


José L. Dasilva N.


Naufragué sin darme cuenta
sin saber cómo
sin saber que navegaba.

Oí que alguien gritaba
....................................¡poeta!

No creí fuera conmigo
....................................¡poeta yo!

Pensé, más bien, será el viento;
seguí nadando
aún sin saber que nadaba.

¡Poeta!
volví a escuchar que gritaban.

Giré la vista a un costado.
Sobre una balsa de piedra
-con perdón de Saramago-
gentes que yo nunca viera
extendíanme su mano...

Me confunden, de seguro;
pero, es igual, voy salvado...
y así me vi entre poetas
y poeta fui llamado.





Hay quien le dice utopía
a la idea de que un día
sobre la tierra habrá paz.

Yo me preguntó ¿será?

¿Será que vivo soñando
y en este sueño que vivo
yo mismo no soy verdad?





Grito de luz
se estremecen las sombras
a roce de alba.






¡Ai tanto que non dixemos
e deberamos ter dito!

Callamos.
Siempre callamos...
y el silencio -ese silencio nuestro-
nos hizo más daño que el grito ajeno.

De nada sirvió el amor que nos tuvimos,
de poco valdrá el que nos tenemos,
porque escuchamos rumores
y, sin preguntar,
...................................¡creemos!

Así fue cómo, de a poco,
por Certeza recogimos
la Duda que otros sembraran
en nuestros campos de trigo
abonados con silencio
............-ese silencio tan tuyo,
............ese silencio tan mío-.

Y, Madre,
¿a quien podemos culpar?
¡Nosotros lo permitimos!





Mentiría si digo que este amor
es aquel mismo amor que antes te tuve
Aquel: amor de cielo, brisa, nube;
este: de tanto amarte se hizo amor.

Entonces, yo era sólo un soñador.
Tú me invitaste a andarte, yo te anduve
Por tu extenso paisaje me entretuve
jugando a ser un Cid Campeador.

Hoy, después de vivido lo vivido,
después de tanto espacio recorrido
me aventuro a decirte sin temor
que no sopla la brisa como el viento
que si amar significa esto que hoy siento
aquel sentir primero no era amor.





Hace frío.
(Tal vez si compro un abrigo)
Busco el cofre en que almaceno
mis riquezas materiales.
De tanto abrirlo y cerrarlo
se le ha dañado el cerrojo.
Giro la llave...
..........................no abre.
Uso la fuerza...
..........................¡vacío!

Voy a casa de un amigo.

¡Ah!, he estado allí tantas veces.

No hay cerrojos en su puerta
no hay necesidad de fuerza
se abre al sólo pensarlo
y adentro, él, como siempre
esperando mi visita
por si fuera necesario.

¡Ah! Cuánto más vale un amigo
con su presencia infinita
siempre dispuesto a escuchar.
¡Cuánto más vale que el oro!
¡Cuánto más vale que todo
cuanto se pueda contar!.





¿Cómo no ser lo que soy?
lo que no soy, ¿cómo serlo?
¿Cómo ser mar si soy tierra?
¿Cómo ser lluvia, si viento?
Al final, a todo evento,
¿a quien engaño si intento
ser diferente a mi mismo,
siendo
aquello que no soy?
¿a quién le importa si vengo
a quién le importa si voy,
si en este sitio y momento
sólo verdad es que estoy?

y, de no ser lo que soy
en esencia, ¿Qué sería?
Acaso no existiría...
no habría espacio ni tiempo
donde mi voz resonara
entre risas o lamentos

Y, ¿qué más da si soy blanco,
amarillo, rojo, negro
..........-o si quiso el arcoiris
.......... hacerle traje a este cuerpo-;
Qué, si más alto o más bajo?
Qué, el color de mi cabello?

¿Qué tanto importa mi origen,
si soy de cuna alta o baja,
de catre o, tal vez, de suelo?
Si soy de aldea o de villa
¿no soy igualmente pueblo
gente que habita entre gente
persona entre las personas
razón, pensamiento, anhelo?

¿Conviven en un jardín
rosa, clavel y jazmín
con cardos y con helechos?

¿Qué te hace mejor que yo
si como tú vives, vivo;
si como tú mueres, muero?





No somos más verdad que una mentira
asumida por fuerza de costumbre
de una estrella extinguida, vaga lumbre
estela de una noria que no gira.

No somos más verdad ni somos menos
que un reflejo de luna sobre el agua ...
cambia el hierro de color sobre la fragua
pero vuelve a su gris si se retira.

Proyecciones de una imagen incompleta
sin contorno, vagamente definida
que a su antojo, sin reservas, interpreta

quien observa nuestro paso por la vida.
Argumento teatral, una opereta
un recinto sin entrada ni salida.





¿Sabes que el viento sopla igual en todas partes,
que, igual que viento, en todas partes hay miseria,
que todas las ciudades tienen periferia,
que en todas las semanas hay un martes?

¿De qué sirve cuidar las apariencias
si el tiempo pasa igual llueva o no llueva?
... cada quien que interprete como pueda






¿Cómo evitar
que pase este minuto
y no perderlo?






Abro un libro de poemas
que recién cayó en mis manos.
Está escrito en castellano
..............................y, para mi,
como si fuera en inglés...

es que, cada dos por tres,
se me hace necesario
acudir al diccionario
para poder entender
lo que ha querido exponer
el autor con su decir.

De tanto ir y venir
entre verso y traducción,
se me escapa la noción
de lo que llevo leído
..... tengo la letra
..........-que es continente-
..... mas no la idea
..........-que es contenido-
y así, sabiendo lo ya sabido,
vuelvo a empezar la lectura
.....-que adquiere ahora cierto sentido
.....y me suscita nuevo interés-

Una vez, dos veces, tres.
Tomo un descanso.
Vuelvo al principio. Sigo leyendo
Las palabras que aún no entiendo
van conformando un listín
hasta que mi mente ¡al fin!
después de casi hora y media
vislumbra feliz idea:
..........por más completo que sea,
..........ante tal vocabulario,
..........no me basta el diccionario
..........preciso una enciclopedia.

Leído el último verso
-sin emitir opinión
sobre el escrito en cuestión-
mi pensamiento
.............................(al autor)
expresa agradecimiento
pues, si bien no estoy seguro
de haber captado la esencia,
en un acto de conciencia
confieso haber aprendido
detalles que no sabía...

Gracias a tu poesía,
poeta que para ti escribes
poesía que no vives,
hoy conozco más de historia
.........-de griegos y de romanos
......... carolingios, otomanos-
también de mitología
un poco de biología
y otro tanto de francés;
aunque la próxima vez
que tenga tiempo perdible
buscaré algo más leíble
-más pesado o más liviano
pero, eso sí... ¡en castellano!-.






Creo en la amistad que no se expresa
más que con miradas y silencios,
aquella que se ve en los sentimientos
no en favores, convivencias o festejos,

(que, bien puedo yo llevarme con un hombre,
hacerle mil favores -si es que puedo-
sin saber a ciencia cierta ni su nombre
o sentir por él mayor aprecio.)

Creo en la amistad que se dibuja
por sí sóla en la sonrisa sin motivo
en la mano que apoyándose en mi hombro
sin palabras me dice estoy contigo;

(la que entrega sin saber qué es lo que entrega
ni se ocupa en el valor de lo entregado
y no guarda para sí ni tan siquiera
un recuerdo del cómo, a quién o cuándo.)

Creo en la amistad que no persigue
intercambio de bienes y servicios
ni de afectos o favores intercambio
que si hay trueque la amistad se hace comercio
y el amigo un comerciante de regalos.

Así es, a grandes rasgos, buen amigo
-aunque por necio me tomes, lo confieso-
así es la amistad que yo concibo
la misma que doy y que profeso
si otro tanto recibo voy servido
y si no, por igual voy satisfecho.

La amistad es carretera de un sentido
transitada por amores sin regreso.






¿a dónde se va la vida
cuando abandona la carne?

¿a dónde va el pensamiento?

¿a dónde tanta energía?

¿dónde se esconde la llama
del fuego que ya no arde?

¿a dónde van los colores
cuando se acaba la tarde?

Cuando la tarde se acaba,
el día se abre a las sombras
para entregarse a la noche ...

El día nace a la sombra
y muere a la sombra...
........................como la vida.






Somos semilla de tiempo
que en el tiempo crece
(o decrece, según se vea)





Antes que el día, la noche fué;
la ausencia, el silencio,
el tiempo sin vida
...............sin espacio
...............inmóvil
el tiempo sin tiempo
la eternidad.

Antes que Todo fue Nada
sólo el tiempo habitaba
el oscuro vacío...





El día nace en la sombra;
y a la sombra regresa
........................para morir...


JOL. DAsilva N.
(E-mail: jldasilva@arrakis.es)
joldan



marzo 2001...
PoeSite
INDICE

2003