diciembre 1999
Volver a ser
Redescubrir el camino a la vida
la senda a la fe perdida
querer
creer.

Volver a ver
Abrir los ojos sin temor al día
a los colores de una luz tardía
... y renacer
No digas que te asustan las tinieblas
si entre sombras jamás has caminado

Tal vez haya semejanzas
entre el morir y el nacer.
ĦQuién sabe!
No es la primera vez que salimos
de un ambiente conocido
rumbo a lo desconocido
para nunca más volver.

José L. Dasilva N.


El tenía veintitrés, ella
dieciseis contaba en su haber de primaveras.
El era un compendio de insólitas quimeras
ella, flor naciente temerosa de crecer

El llegó como lluvia deseada
para dar de beber a sus raices
se hizo cargo de sus muchas cicatrices
una a una las trocó por ilusión...

la enamoró
..............le dió su aliento
....................robó sus besos

... y se alejó;
..............allí,
....................sola,
en un rellano sin luz de la escalera
la dejó con la esperanza
de un regreso no lejano

... y en la espera del regreso encaneció

en su lugar
poco más de cinco lineas
que en lágrimas diluyó
sobre el lienzo de sus sueños
dibujaron un adiós.



Mírale.
Imagínalo vestido
con la ropa que tú llevas,
tu pantalón, tu camisa,
tus zapatillas nuevas;
que en lugar de vagar sin rumbo,
como nosotros pasea
y que al final del paseo
tornará de vuelta a casa
donde le espera una madre
con un beso y su merienda;
que tomará leche fresca
....................(acaso, con chocolate)
antes de irse a la cama;
....................(tal vez también juegue un poco
....................o vea televisión
....................sobre un mullido colchón
....................-confortable como el tuyo-)
y se dormirá al arrullo
de unos gratos pensamientos,
de una voz que lee un cuento
o susurra una canción.

¿Verdad que si así lo miras,
hay bien poca diferencia
entre él y cualquier niño
de los que van a tu escuela?

¿Lástima? No. Nunca lástima
ni tampoco compasión...
ĦJusticia! ĦSolidaridad!
La lástima sólo nos mueve a la caridad...

(y la caridad no es más que el agua con que se
lava la conciencia, un sentimiento útil para
el aseo del alma que, al final, nada resuelve...
¿ves? la lástima puede llegar a ser un sentimiento
egoista igual que la caridad una acción de aseo
personal como cepillarte los dientes.)

Mírale.
El también, como tú,
alguna vez fue semilla
brote de vida creciendo
al cobijo de una madre
... y, como tú, tuvo un padre
y... ¿qué te puedo decir?
son las cosas de la vida
o los juegos del destino
él no escogió su camino
de pronto se vió en la calle
que es la vida para algunos
y para otros la muerte
....................(como una especie de abismo)
No será cuestión de suerte
mas sí de oportunidades
que, para el caso, es lo mismo.

¿Tú no crees que él quisiera
tener un techo decente
caminar entre la gente
sin ser visto con temor,
sin levantar comentarios
siendo tan sólo uno más
ser tratado con respeto
no como un grano que afea
el rostro de la ciudad?

¿Tú no crees que él quisiera
ir a la escuela, estudiar
y jugar con otros niños
-que es lo propio de su edad-?

Le robaron su niñez
aún antes de saber lo que ello era
antes de nacer le robaron su inocencia
¡Le robamos sus derechos mucho antes de existir!

No, hijo mío, tú no
....................(aún no has tenido tiempo)
al contrario, es mi contento
saberte no indiferente
saber que también te dueles
al observar su apariencia
puesto que así te preguntas
....................(y me preguntas a mí)
¿por qué siendo un niño está triste
cuando yo soy tan feliz
?

Llegará el tiempo hijo mío,
....................(no sé cuándo, no sé cómo
....................pero sé que llegará)
en que la calle será
tan sólo un lugar de paso
con hogares adosados
mas no en sí misma un hogar.


Si en medio del desierto creció un árbol
que dió sombra a un cansado peregrino
poco importa quien fué su sembrador
poco importa también por qué lo hizo
Lo importante es que el esfuerzo
(de algún alguien) no fue en vano

No hay finales en el tiempo, sólo inicios.
Inicios que sin pausas se suceden.
Tan frecuentes como quieras.



Amanece un día cualquiera.
Despiertas y aún antes de abrir los ojos
notas que te sientes más liviano,
como si algo te faltara.
Piensas en el día que comienza y te das cuenta
de que tu único objetivo es trabajar;
trabajar para cumplir con el trabajo
con tus obligaciones, aceptadas o impuestas,
para ganar el pan de cada día
....................... y la energía eléctrica que consumes
....................... y alguna posible visita al médico
....................... y el medicamento oportuno
....................... y los colegios de tus hijos
....................que es como decir
trabajar para sobrevivir

Y uno piensa (inevitable es pensar)
que hace sólo un rato
a pocas horas,
a la distancia, tal vez, de un breve sueño
se detuvo un tiempo
al que no te es permitido regresar.

Uno piensa y recuerda que hasta ayer
la vida tenía otro sentido
respirar tenía otro sentido
trabajar tenía otro sentido
el esfuerzo tenía otro sentido
más allá de esta obligación con que hoy despierta.

Uno piensa, recuerda y se percata
de que algo sucedió mientras dormía
- puede que antes, incluso, sin darse cuenta -
y no sabe qué.
Abre el cofre interior de los deseos
y el deseo se declara en emergencia
en los sueños que alcanzar no quedan sueños
ni ilusiones que te inviten a soñar ...

como el árbol a la vera del camino
has de estar para dar sombra al peregrino
que a tu sombra se le antoje descansar
vendrá un ave a reposar sobre tus ramas
- tal vez entre tus ramas haga nido -
y tú, impasible
esperarás a que el destino
....................(o el tiempo, si es el caso)
de tu madera haga leña.

Y ya no hay más alegrías
ni hay más tristezas
¡No hay más!
Sólo vivir por vivir
tan sólo estar por estar
en tanto la savia fluya
y no arranquen tus raices

Después quedará el vacío
de lo que estuvo y no está
Lo más,
un registro en la memoria
-de quien se quiera acordar-
más o menos duradero
¡quien lo sabe!
que el recuerdo es pasajero
-como la existencia misma-
temporal como la flama
que de aceite se alimenta.
Energía es la presencia
que la ausencia desconecta.

Amanece un día cualquiera
mismo rincón, misma cama
mismo sol por la ventana
nada cambió, pareciera.
Y uno recuerda y piensa
más que piensa se pregunta
si esta física apariencia
aquellas blancas paredes
aquél espejo dorado
el libro sobre la mesa
el reloj que está a su lado
serán cosas del presente
o de un cercano pasado
que el cerebro aletargado
por el sueño aún reciente
proyecta sobre el vacío
después que todos se han ido
y el teatro se ha cerrado.

Uno piensa y se pregunta
en qué recodo del río
se le cayó el equipaje...

Uno piensa y se pregunta
...............¡No hay caso!
Recuerda
...............¿Y para qué recordar?
Todo está en su mismo sitio
pero ya nada es igual.

Algo hay sin embargo muy adentro
escondido
agazapado como evitando ser visto
gritando que aún existo
que no hay calvario sin cruz

un eco desde la sombra
proyectándose a la luz
que emerge casi inaudible
para dar forma a este alud
de sentir y pensamiento
Brisa que quiere ser viento
gris que se viste de azul.

Amaneció un día cualquiera.
Llueve.
Llueve adentro.
Llueve afuera.
Acaso es buena señal.
Acaso es bueno que llueva.
Acaso esta lluvia fina
sea indicio de nubes que van pasando.

Yo como nube, también
a mi paso voy dejando
humedad por los caminos...


Quién podrá mejor
hablar de amor
que quien
......(habiéndolo tenido)
lo ha perdido?
A veces, cuando sentimos
que sufrimos por amor,
no es por amor que sufrimos...

será, tal vez, que perdimos
algo que creimos nuestro
y, en verdad, nunca lo fué...
acaso echamos en falta
aquello que no tenemos
y quisieramos tener...

A veces,
no es por amar que sufrimos
... sufrimos es por querer.


Llueve.

"¡ah! -dicen algunos- una nube pasajera,
nada importante, una lluvia de verano"...

.........que moja como cualquier lluvia de invierno.

¡El llanto es llanto igual en cualquier estación del año!.


JOL. DAsilva N.
(E-mail: jldasilva@arrakis.es)




diciembre 1999...
PoeSite
INDICE

2001