PoeSite (principal)


FG Marín
Morelia, Michoacán; México, 19 de febrero de 1962

Preparación:
  • Licenciado en Matemáticas (UAT)
  • Licenciado en Filosofía (UMSNH)
  • Maestría en Filosofía de la Cultura (UMSNH)
  • Doctorado en Ciencias Sociales (UAM- Xochimilco)
Premios:
  • Premio Nacional de Ensayo "Alfonso Reyes" (1998)
  • Premio Internacional de Poesía en Español "Féile Filióchta", con sede en Irlanda (2003)
Obra Publicada:
  • "Notas al Margen", narrativa, Instituto Michoacano de Cultura
  • "Voces de Desvarío", poemas, Multimedia
  • "Constelación de Poesía Hispanoamericana", autores varios, selección por concurso, Ediciones Altair, Argentina

Marín

| el autor |



Del libro En el Desierto de los Réprobos


Ausentes de memoria
mis pasos no conocen
de nostalgias
ni retornos
forjadas por el viento
sus huellas se confiaron
al recuerdo de la arena
y las rutas del venero
aguardan al refugio
de la mar
cómo puede perderse
quien en la marea
del desierto
al nacer ya se ha perdido




Y qué tierra de mis ayeres
.............................aguardábame el retorno
Y qué fuego de mis nostalgias
.............................esperábame el regreso
Y qué refugio de mis memorias
.............................fiábame el tornar
Y qué lágrimas de mis éxodos
.............................anhelábame el repatriar

.................sólo el polvo al viento
.................sólo el oscuro al silencio
.................sólo el temperie al vacío
.................sólo el árido al horizonte




Al evanescente vuelo del polvo
que insumiso traza el rastro fugitivo
de mis pasos errabundos
incuban furias furibundas
de imperecederas hambres rencorosas
tras el espíritu de mis carnes contingentes
mientras lacónicas palabras taciturnas
en silencio sigiloso rumian perennes
el obsesivo vacío de la memoria
en vano afán de perder en el olvido
la indistinta censura de la muerte




Salve el numen la ventura de mi suerte
que de la condena eterna me absuelve
allende los sumarios juicios de la muerte
nada temo pues del oprobio olvido
en la anónima muchedumbre
que plañidera ilumina con sombras del Hades sus reproches
nada recelo entonces del nauseabundo Tártaro
la promesa amarga de sus suplicios
nada me arredra luego del Gî-Hinnom
la carcoma infinita de su ejecutor gusano
ni la omnisupresión de su fuego incandescente
nada me asusta en tal virtud del infierno
la vacua orfandad del divino repudio
y la sentencia imperecedera de sus tormentos
.........ya he deambulado nacido desfallecido
.........en la absurda soledad ausente de sentido
.........de los réprobos el desierto




Yo no tengo un viejo álbum de recuerdos
.........cansado baúl personal donde resguardar
.........celoso mis nostalgias
no lo perdí en el huérfano desconcierto del olvido
ni tampoco por fatal descuido
lo abandoné al corrosivo mascullar del tiempo
.........es sólo
.........es sólo que la fluida transparencia de mi memoria
.........se ha teñido de indecibles jirones de tormenta
.........de insondables desgarramientos del abismo
.........y evanescentes rencores del silencio
la historia de esta vida mía
.........no es más una breve estela de indefinibles huellas
..................confiadas al vapor del hielo
...........................en el fragoso oratorio del verano
Yo no tengo un viejo álbum de recuerdos
..................desfojado archivo personal a donde custodiar
..................fanático las gastadas omisiones del pasado




Llueve
.........renova la tierra
.........sus sedientas ganas milenarias
..................¡Cómo me duele la vida!

Llueve
.........deshoja el cielo
.........el fervor de sus pasiones ancestrales
.........en húmedas oraciones
..................¡Cómo me duele la vida!

Llueve
..........desfogan las eras
..........el dogmático celo
..........de sus pulsiones originales
..........en voluptuosos retiros espirituales
..................¡Cómo me duele vida!

Llueve
.........masculla el viento
.........reticentes aflicciones de duelos primigenios
.........excretando olvidos infieles
.........en la promiscua piel
.........de la memoria
..................¡Cómo me duele la vida!

Llueve
........reposa la muerte
........los fatigados afanes
........de ocultas
........e inconfesas ilusiones
........en los estridentes rubores
........de estías madreselvas
..................¡Cómo me duele la vida!




Es mi cuerpo el rescoldo desventurado
del desaliento pesimista
y el odio infectado de los dioses

extensa corrupción macerando
a la expiación divina de la culpa

Es mi alma el deseo rezumado
de la irrefragable pasión
y la instinta vocación de la carne

intensa volición apeteciendo
a la pagana perfidia de la inocencia




Me afano
por arrancar de las arenas
del desierto
la esperanza
de un aliado
en las horas de desaliento
la fe
de un camarada
en la carcoma voraz
de las traiciones
y apenas la ilusión
de un cómplice
en los agostados instantes
de avanzada

Sólo alguien que se pierda
en el solitario
deambular de los horizontes fugitivos
en que comercio con mi alma

pero apenas se presiente
el despertar de la tormenta
su efímera sombra
se desvanece
indeleble
en los raudos espejismos del silencio




Sueño al viento en primavera
..................con anacoreta fe misionera
........sueños
..................deseos
...........................y esperanzas
mas cosecho luego en las fortuitas
tormentas del verano
.........furias
..................arpías
...........................y quimeras
a la nostalgia soledad del otoño
restaño irredento
..................en vano
la abisal indiferencia de mis heridas
.........vacías
..................cínicas
...........................y antañas
asilo avaro
..................en la cálida inclemencia
..................del profuso invierno
.........ironía
..................sedición
...........................y demencia
impelido
..................tan sólo
por la esquizofrénica voluntad
de continuar tras la obsesiva senda
de mis pasos
transcurriendo
.........las venenosas hiedras
..................la ígnea sed
...........................la ingrata amnesia
....................................y el rumiar sordo
.............................................del eterno retorno de las eras




¡Qué sólo estoy!
perdido en la intensa
soledad de mi existencia
entre humores putrefactos
de dioses momificados
evanescentes efluvios
de amores diletantes
y rescoldos incandescentes
de avernos empecinados
¡Qué sólo estoy!
excomulgado de las huellas
taciturnas
de mis pasos titubeantes
por el rostro indiferente
del desierto
bebiendo el amargo zumo
de mis deseos errabundos
rumiando los desvelos impotentes
de neuróticos sueños irredentos
¡Qué solo estoy!

Marín
coraxthelastone@yahoo.es joldan


Lo más reciente en PoeSite Página principal de PoeSite