Antonio Virgilio de Andrade


Poeta y Escritor Antonio Virgilio de Andrade nació en diciembre de 1955, en Pernambuco/Brasil; residió en Río de Janeiro, San Paulo, y actualmente vive en Brasilia. Con el advenimiento de la Internet, su literatura pasó a ser publicada en varios sitios literarios en idioma portugués, español e italiano. La poesía de Antonio Virgilio de Andrade, cuya participación poética se difunde en la fase del pos-modernismo brasileño, marca la pauta de una poesía con una línea personal que se aleja de lo concreto y lo cotidiano para descubrir mundos abstractos que tejen su red en las sensaciones, tiene un fino sentido del sarcasmo, posee dosis de ironía a la manera de dardos de palabras y nada le es ajeno, ni ¡COMO, UNA COMA!, ni Terceto del Bién-Querer, ni AGUERRIDA, de otros ingenioso, romántico y de caliente erotismo, ni DESTINO GITANO, ni DURO CINCEL DEL ESPÍRITU, ni POTRA. Si por momentos su poesía tiene el rigor de la geometría, la desmesura de los enfrentamientos, de otros inmiscuye la poesía como noticia poética, como es el caso de Poetas como Manuel Bandeira y Oswald de Andrade, mas nunca, se aparta de la definición del verso y su temática poética.
En su promisora carrera literaria, fue seleccionado por el ENTREPAÑO BRASILEÑO NUEVOS TALENTOS para participar en el CATÁLOGO BRASILEÑO DE POESÍA CONTEMPORÁNEA.
Recibió cita honorabilísima del Centro Cultural de Aricanduva - San Paulo; premiado en el VII Concurso Internacional Literario de Otoño; premiado en el VI Concurso de Cuentos promovido por la Revista PONTO DE VISTA. Su coetánea poética RASTILLÓ DE PROSAS, fue seleccionado para edición en braille, por la Asociación dos ciegos e ambliopes de Portugal - ACAPO.
LIBROS EDITADOS:
Coetánea Poética: RASTILLÓ DE PROSAS; ADOLESCER DOS GIRASOLES; FRACTALS; ANDRADE's POÉTICA GENEAL ANTOLOGIA.
Cuentos: CAZADA A PIRA-BRASILIA; AGUA SOMERA NO CORRIENTE FONDO; Le PRÍNCIPE QUE ABATIÓ DO CIELO.
Crónicas: CRÓNICAS DO COTIDIANO Y DO BURRADA; y
Suyo Romance: OINOTNA, LE ÚLTIMO ERMITAÑO.

Antonio Virgilio de Andrade

| el autor |



  ¡COMO, UNA COMA!

Soy un providencial gravito en medio del camino.
Una advertencia para que los transeúntes
pisen con cuidado en la pavimentación.
Pues, cuando se trasega en piso excesivamente escurridizo,
Es muy común resbalar y terminar en el suelo.

En la oración el mismo se da conmigo.
Y no aconsejo las vírgulas sedientas los golpes de vino
Tan menos, abstenerse del placer de la virgulación.

Finalmente, soy yo que doy cadencia al habla.
Cuando el lector se niega obedecer a la señal de pausa:
Es muy probable que muerda la lengua.



AGUERRIDA

Ya hace tiempo que el sol no despierta,
Es todo un negro anochecer.
Ay! cuánto tiempo en esta trinchera
No se hace un amanecer.
Ya hace tiempo, ya hace tiempo...

Ya hace tiempo que no te miro,
Con mis ojos de buen muchacho.
Ay! cuánto tiempo no te veo
En las páginas de los periódicos.
Ya hace tiempo, ya hace tiempo...

Ya hace tiempo que no te toco, no te oigo,
Caricias tuyas, no me tras.
Ay! cuánto tiempo sin tu cuerpo
Que su recuerdo no me satisface.
Ya hace tiempo, ya hace tiempo...

Ya hace tiempo que siembran bombas,
Cultivando el odio del pasado.
Ay! cuánto tiempo en este jardín de sombras
Cosecho cuerpos mutilados.
Ya hace tiempo, ya hace tiempo...



¿Sexo?

Sexo
Tal vez un día haga
Con toda las letras y con todo despudor.
Hoy estoy lleno
Sólo quiero saber de amor.



Terceto del Bien-Querer

Ganas
Atracción química de la carne
Copa de baño animado dónde se funde la naturaleza cóncava y convexa.

Pasión
Dulce flagelo del alma
Postre de fresa madura con cobertura de chantilly sazonado con pimienta.

Amor
Alquimia del espíritu
Ampolleta de savia cósmica que eterniza sentimientos.

Amistad
Sintonía digital Del compañerismo
Pisadas de armonía en las veredas de la vida.



DURO CINCEL DEL ESPÍRITU

La danza loca de tu lengua
Desata en el cuerpo agonía
Y endulza la hiel de la eterna soledad.

La navaja del duro cincel del espíritu
Hiere de muerte a la serpiente kundaline
Desangrando luz en la boca de la oscuridad.

El gozo es lujuria marina
Torpes espumas en las piedras del muelle
Siembras de rocío las fibras del corazón.



SABOR A HORTELANA Y EL FRANCÉS EN TU BOCA

¡Qué ganas!
El gusto de hortelana en la boca tuya
El sol dorado o sedoso encarnado de piel fina
El viento jugando en los laberintos del plumaje de la ninfa.
Tu cuerpo fluctuando en las arenas de Amaralina
Y yo adentro de él.

¡Qué emoción!
Desnudar tus vueltas de las sábanas de la cama.
Viví contigo una fantasía loca
Tu hálito me revela que me amas
Besar el susurrar francés de tu boca
Y oír mi nombre dentro de ella.



POTRA

La miel de la boca
en las curvas del cuerpo
Despierta el barro bronceado
De la piel en flor...
Deseos carnales.

En la hendidura de los labios carnosos
Cosecha agua del deseo...
Sede de los animales.

Desnudas, dos
Siluetas a bailar
gozo del placer incontenido.
Brazos y piernas...
Abrazo voraz.

Arqueo ante coito en suspiro lánguido.
El caballero se hace de montaría...
A montaría de caballero se hace.



POR TI

No era mi poema
mis poesías no eran.
Era el gorjeo de la juriti
que rasgaba mi corazón.

No era mi sentimiento
mis emociones no eran.
Era una estrella cadente
que anocheció en el infinito.

No era mi deliro
Mis caricias no eran.
Era una brisa pasajera
que al mar la vela llevó.

No era mi presente
mi futuro no era.
Era el epílogo
deseando suceder al prólogo.


DESTINO GITANO

No soy abeja en búsqueda de miel
Pero en la flor de tu boca cosecho el néctar dulce.

Mi alma es gitana
Padezco la enfermedad de las cigarras
Vivo cantando para espantar mis desengaños.

Mis noches son léves
La brisa es serena
El sueño profundo...
Sólo recuerdo cuando el sol viste el manto y reina impávido.

La presencia de amigos ausentes
No comparte la alegría que transborda del corazón.
Dicen que soy irresponsable y soñador:
Tal cual niño.



SONETO A LA JUVENTUD

Fuí feliz cuando cumplí quince florecimientos
Parecía que mi mundo se iba a desmoronar
Para apaciguar prometidos desabatimientos
Gané loción y crema de afeitar.

Con la llegada de esos nuevos días
Descubrí que la edad es difícil de tolerar
Estoy solo, mis noches son tan frías
Y nada de un nuevo enero llegar.

Dicen todos que en esta fase no me debo precipitar
Que vendrá y tendré incontables primaveras para amar y quedar
Están; todo lo que un día no fue, en mí, en ti, será.

Es una angustia una eternidad un sufrimiento.
Pero la desventura eterna de este lamento
Tal cual noche después del día, un día... pasará.



COTIDIANO

Aprisa
El descaso
Laberintos y soledad.

Deseo durmiente
Juguetes en los ojos del niño...
Alma huérfana de esperanza, en la esquina.

Orgasmo cotidiano
outdoor teñido de consumo
Miseria sembrada en el calcadas

Violencia gratuita
Libertad prisionera del miedo...
Salvación sin rumbo o dirección.

Selva de asfalto impregnada
Tiro al señal en el señal indigente
Secuestro relámpago

Rutina y tacaño vivir
Tatuajes de ángeles en la posguerra...
Tren de la vida a contra-mano.

No!, un basta no se basta.
No me basta sufrir
No me basta correr
No me basta olvidar
No me basta gritar: NO!!



DESILUSIÓN

I
La democracia,
es un cuadro rojo
pintado de azul
expuesto en sala sombría.

II
La Poesía,
una pasión torturante
que se nutre de amor platónico
y se embriaga de soledad.



CALOR PATERNO

Yo quería
Yo sólo quería tener un padre
Para conmigo juguetear, y
Bromear de la precoz masculinidad reflejada en el espejo:
Cuando fuera a afeitarme.

Yo quería
Quería que él me impusiera castigos
Que me cortara sueldo
Que se enojara conmigo
Por quedar despierto hasta altas horas de la madrugada.

Yo quería
Yo sólo quería tener un padre
Descomunal o pequeño
Feo o bello...
Alguien a quien llamar padre.

Bien sé, que muchos así no piensan
Que no comparten el valor de tal relación;
De la amistad y del trillar el mismo camino
De la falsa libertad en la cárcel paterna
Del cordón umbilical que supera la emancipación.

Pero yo no estoy ni ahí!
Daría todo para merecer ese martirio
Tener a mi sombra alguien imprevisible
Que fuera mi héroe, mi amigo...
Alguien a quien llamar padre.



SIMPLE

Amar es simple
Cuando se ama simplemente.
Son olores, sonidos, colores y gestos simples
Que se quedan con la gente
Como aquella mirada cómplice
O un no mirar simplemente.

Ella cruzó mi camino Y fue posesionándose de mi, poseyéndome simplemente Me ofreció su candor
Y con modales indecentes,
Me llevó a hacer toda suerte de locuras
Ser feliz simplemente.

Un día... mi mundo cayó
Fue todo tan de repente
Como vino, partió...
Me abandonó simplemente.

Antonio Virgilio de Andrade
antonio.andrade@planejamento.gov.br joldan


Lo más reciente en PoeSite Página principal de PoeSite