Aaron Domínguez

Lo más reciente

-
P
o
e
S
i
t
e
-

A
A
R
O
N

D
O
M
I
N
G
U
E
Z
-

P
o
e
S
i
t
e
-
  
A la par de las letras

Si me abandono a la locura...
que me juzgue el mundo...
que me avienten piedras...
que se enreden como hiedras...
y ahorquen mi sino.

Si lloro como un niño...
y agrando mi lamento...
es porque me siento enfermo...
dentro de un desierto lleno de gente.

No faltará la palabra de aliento...
en un fervor pasajero...
que el bueno de corazón se atreva a decir.

No faltará la recriminación...
y el epíteto de patético...
que el insensible insensato se atreva a decir.

Y qué decir del indolente...
aquel que ve pasar desgracias...
y bienaventuranzas por igual.

De cualquier forma estoy solo...
me siento solo...
mi camino esta solo...
mis oidos sordos...
y ciego mis ojos...
a la par que escribo estas letras...
con el llanto.



La guardia baja

La luz y el calor...
la ternura y el brillo...
que da el placer...
de tener en la piel...
los poros abiertos...
y el sexo despierto...
no me harán bajar la guardia.

Voy por la vida...
desperdiciando mi vida...
sueño tras sueño...

Y no bajaré la guardia...
mientras pueda soñar...
que me puedo entregar por amor.

Siempre ha sido amor...
y es amor el que motiva mi guardia.

Y la guardia baja...
si me muestran amor.



Desde aquella vez

Desde aquella vez...
que tú te me insinuaste...
no te he vuelto a ver...
me dejaste marcado.

En la plaza...
en la iglesia...
en un coro...
en una estrella...
me imagino...
como un hijo mío...
nacíó de ti.

Desde aquella vez...
que tú me regalaste...
una sonrisa...
una caricia tan divina...
un solaz amanecer...

Desde aquella vez...
no te he vuelto a ver...
y mi corazón encadenaste...

En el parque...
en un árbol...
en una banca...

La luna llena...
presenciaba a bocajarro...
el amor y un par de enamorados.

Desde aquella vez...
que tú te me insinuaste...
no he vuelto a querer a otra mujer...
como a ti te quise...
de una forma tan completa.

Desde aquella vez...
en que tú me incendiaste...
no te he vuelto a ver...
y mi fuego no se puede apagar...
cada instante arde más...

En un lecho...
en un beso...
las miradas...
en una piel...
encienden más mi sed...

Desde aquella vez...
en que tú te me insinuaste...

Creaste los motivos...
de creer en el erotismo...
y me transformaste...
en ladrón...
en ruiseñor...
en amante.



El loco de la luna

Me senté en la Luna...
y comencé a mirar....

Ví muchas lunas...
más, más de las que podía contar...

¿Eran lunas o estrellas?...
yo creo que eran estrellas...
cada una con su Luna...

Puse atención...
y entonces la cantidad inicial que veía...
¡se me duplicó!...

Empecé a reir...
Por ser un infelíz loco enamorado...
hoy vivo en la luna...
en la cual camino...
en medio de un hechizo...
que me hace hablar...
un lenguaje ininteligible.

Y sobre la superficie lunar...
pego brincos...
grito...
alzo los brazos...
señalando al universo...
y sonrio al girar...

Al ver la Tierra...
ví muchas parejas...

Todos los enamorados...
gritaron y señalaron...
-¡Vean esa figura sobre la Luna!...
es..., es el loco...
¡el loco de la Luna!-.

-Oye loco...
¡quítate de ahí...
¿no ves que manchas la Luna?!-...

Y en respuesta sonreí...
-¡La Luna es mía!- grité...
y comencé a brillar...
a gritar cada vez más fuerte diciéndo...

-¡Soy el loco de la Luna...
soy parte de la Luna!-...
y en polvo Lunar me convertí...

Mi figura ya no es mía...
ni es de nadie...
es de la Luna...

Y vivo...
el sueño vivo de la Luna...
soy el loco de la Luna...
la Luna que me ha tocado vivir.



Partir el alma

Me partiría el alma...
sentirme solo...
en medio de sueños y no compartir...

Partiría en dos mi alma...
y así no estaría solo...

¿Pero como la parto si estoy manco?...

Si tú eres mis brazos...
tú eres mis manos...
mis ojos ven a través de ti...

Tú eres quién completa mi sexo...
mis ganas, mis deseos...
como no lo hace ninguna otra mujer...

Me partiría más el alma...
sentirme solo...

Y dividiría más mi alma...
para poder platicar en soledad...

¿Pero cómo voy a dividir mi alma...
si ya está partida?...

Partiría aún...
en dos más mi alma...

Pero solo existe una mitad...
que sé...
que debo aprovechar...

Mitad...
que se suelda, que se pega...
cuando tú apareces...

Me provocas, me elaboras...
me enloqueces...

En mis sueños de hombre...
produces...

el acoplo...
el deseo de conocerte mejor...
de tenerte en mi mente...
de saberte mi complemento...
de soldar lo que tengo partido...
para completarme el alma...

Y volverla a partir...
para que vengas a mí.

Partiría en dos más mi alma...
para que la vengas a soldar.



Latidos

Siento latidos...
fuertes latidos...
a punto de estallar...

Hay riego sanguíneo...
intenso...
profundo...
como un universo en expansión...
provocado por ti...

Latidos y aritmia...
veloces latidos...

Otras veces siento...
que se me detiene el corazón...

al ver tu figura desnuda...
invitándome...
provocándome...
subyugándome...

Me tienes a tus pies...
pero no tardaré...
en subir hasta tu pelo...
beso a beso...
por todo tu cuerpo...
mientras me estalla el corazón...
latido a latido.



Megaptera novaeangliae

En lo alto de una torre...
el sol de frente...
y mirando a levante...

Con la brisa marina...
y la inmensidad de un oceáno...

Aparece ante mis ojos...
una muestra de la vida
de seres extraordinarios...

Saltan, nadan, cantan...
de forma tan espectacular
que nunca olvidaré
a las Megaptera novaeangliae...

Las he tenido casi entre mis manos...
tantas veces las he observado...
como llegan en invierno...
y se pierden en los primeros meses del año...

Nacen, crían en la bahía...
aprenden a desplazarse...
se agrupan, se arropan...
a veces dos, a veces tres...
a veces nadan solas...

Son tan maravillosas...
como cuenta la historia de Jonás.



El tonto

El tonto...
aparece y pierde la oportunidad...

Querer volar...
con botas de plomo...
que lo hunden en el fondo del mar...

Siempre voy a estar solo...
dice el tonto...

tonta es mi soledad...
tonta es mi ansiedad...
por no saber esperar...
querer amar a lo tonto...
¿cómo se debe amar?...

Herir a lo tonto a las personas...
sin que haya intención...

Tonta aprensión...
tonto remordimiento...
de algo de lo que no soy culpable...

El tonto...
quiere amistad...
y no la sabe dar...

Quiere amar...
y sólo sabe querer a lo tonto...

El corazón de un tonto llora...
una hora, un día, un año...
y pierde la cuenta...

Se pasa la vida llorando...
el tonto se ha apoderado de mi...

Entre tanta tontera que cometo...
hoy hago una más...

¡Me proclamo el rey de los tontos!...

¡No!, mejor pensándolo bien...

¡El chalán de los tontos!...

Que tonto pensar...
que algún día...

Por sín seré felíz...
por fín sabré amar...

Como siempre lo he soñado...
como el tonto.



Volviéndote a tejer

Un murmullo de ansiedad...
me hizo despertar...
de un trance...
que me producía el éxtasis...
de poseerte...

Tejías con tus manos...
mi cuerpo...
lo convertías en seda...
lo jugabas como arena...
que mojabas con tus besos...

Un vaivén de olas...
que formaban...
los vientso del deseo...
y los juegos de la seducción...

En la cama...
compartimos...
nuestras risas...
nuestros gritos...
y gemidos...
uno tras otro...
y los dos juntos a la vez...

Desenredarte...
para volverte a tejer...
y prenderte a mi piel...
como un traje a la medida...

Y al hacerte el amor...
al amasar tus senos...

Siente mi aliento...
tibio, ardiendo...

Queriéndote...
teniéndote...
volviéndote a tejer.



Indomable de sueños

Si no hubiera nada...
y nada tuviera...
¿así me amarías?...

Si anduviera por las galaxias...
y universos creara...
sabiéndo que no tengo nada...
¿así me querrías?...

Hay miles de historias...
que cuentan la gloria...
de un amor que se sabe cierto...

Un amor que libra batallas...
que supera desgracias...
que trasciende los miedos...
y resurge de leyendas ignotas...
a través de los tiempos...

Historias que son norias...
en las que da vuelta la vida...

Y no tengo nada...
pues soy como el agua...
que calma tu sed...
pero que dejas...
cuando puedes beber vino...

Soy como una vela...
que usas en un apagón...
y la olvidas...
mientras en realidad...
no la necesites...

Sino hubiera nada...
si nada tuvieras...
¿te comportarías igual?...

Prodígame amor...
que soy el color reflejo...
de lo tanto que me quieras...
de lo bien que me deseas...

Y aunque no tengo nada...
ni existan las hadas...
puedo florecer...

Tengo calor...
que puedo apagar dulcemente...
o hacerlo crecer como un demente...
si me hablas de amor...

Imagina mis labios...
que son como galgos...
buscándote...

Imagina mis manos acariciándote...
mis brazos estrechándote...
mi cuerpo que es el de un bardo...
amándote...

Y luego camina...
y si quieres olvida...
que existe el dolor...
de tener que trabajar
para vivir comodamente...

Aspira el perfume...
irradia sonrisas...
no tengas prisa...
en recordar el dolor
que produce el egoísmo...

Y en trémulo tiempo...
anida tu cuerpo...
junto al de quien más has soñado...

dejándome de lado...
pues soy solo brisa
en unas cuantas millas...
y luego me desvanesco...

No tengo nada...
nada poseo...

Y tú buscas un pasaporte seguro...
un alimento, un techo...
vestido, vacaciones...
las sensaciones del dinero...

Pero dices que no, que no es cierto...
y esta bien, si lo dices, te creo...

Y sino tuviera nada...
sino hubiera nada...
¿así me querrías?...

Bien, pues no tengo nada...
nada poseo...
me encuentro entre el infierno y el cielo...
en el pórtico de la crueldad...
en un edén en el desierto...
en donde tú no estás...

Y aún así te poseo...
pues nací libre...
así te poseo...
pues crecí amante...
así te poseo...
pues moriré...
indomable de sueños.



Yo niño

Cae sobre mi persona...
el canto del niño...
y la vis del nonato...

Parece que ayer fuí...
ese niño...
al que le gustaba la sonrisa...
en la cara de todo el mundo...

Solía respirar el aire de la magia...
y dormir tranquilo...
aún en medio del desierto.

Yo era el príncipe...
y las estrellas del cielo mi reino...

La tierra prometida...
era la de mi mundo creado en sueños...

Yo era el superhéroe...
con la espada de pino...
y los zapatos desgastados...

Corría, corría...
solía suspirar...
llenar mis pulmones de fantasía...

Solía respirar mi aire...
y vivir...
ser un consentido del Sol...
aunque éste me quemase en carne viva.

Pareciese...
que hoy yo niño...
profeta falso...
no duermo...
soy la vis del nonato...
en busca de la tierra prometida.



Que halla lunas

Necesito tus besos...
necesito sentir tu aliento...

Quiero escuchar tu voz...
diciéndome...
te quiero.

Y que halla lunas...
que dibujen tu cuerpo...

Y que cuando esté a oscuras...
yo goce del sueño...

De tenerte entre mi brazos...
de acurrucarme entre tu pecho...
de alzar la mirada...

Y ver la ternura con la que me miras...

Me arranca el corazón...

Necesito despertar...
observándote a mi costado...

Necesito contemplar...
tu cuerpo desnudo...
meciéndose como el mar...

Con cantos de sirena...
que hundan mi barco...

Y me hagan naufragar en tu piel...
completamente enamorado...

Necesito de tus besos...
necesito de tus labios...
necesito que halla lunas.


ALAS


Empatía

La empatía...
nos hace entender los silencios...

y pienso...
como no podría alguien saborearlos...
si se tiene una buena compañía...

y pienso...
como uno podría aligerar un poco uno las penas...
si no se tiene a un amigo...

La empatía...
simplifica el lenguaje...
y nos hace perceptivos.



Vale la pena

Creo...
que en la medida del deseo...
de las ganas...
del convencimiento...

Que vale la pena...
ir tras los sueños...

Y si pones en la balanza...
lo que ganas...
lo que pierdes...

sabrás en el fondo de tu alma...
cuando es tiempo de renunciar o de continuar.



Abrir la pluma

Abrir la pluma...
y con su tinta vaciar el alma...
si me esfuerzo...
seguramente me ganaré un beso...

eso es...
sonriete...

que ya tienes un amigo...

Dime...
anda dime...
si cuento contigo.



El poeta y la poesía

Me preguntan si soy poeta...

poesía es lo que me da vida...

mis padres...
mis hermanos...
mi amigos...

poesía...
es el amor...

Yo solo soy un aficionado...
solo veo y siento...

me siento vivo...
y entonces amo...

En todos los tiempos...
en todo momento...
aún mientras duermo...
observo poetas y poesías...

Estoy seguro...
que tú tienes poesía.



Movimientos

Una mirada...
un saludo...
un encuentro que hace simpatía...

movimientos...
que hacen sonreír...

y yo me pregunto...
que haríamos sin la empatía...

Si dos están de acuerdo...
si dos hacen complemento...
entonces los dos hacen tiempos...
que son una delicia...
que motiva a hacer las cosas bien.



Maravilloso

Maravilloso...
es poder conocer el mundo...
cultivarse, andar camino...
descubrir diversidad...
encarar retos...
vivir la vida...
soñar la más bella fantasía...

¡Bienvenida la fortuna!...
¡que yo me encargo de vivirla!...
¡simplemente maravilloso!.



Interactuando

Me gusta la vida...
procuro vivirla...
respirar, observar, aportar...

se aprende, vaya que se aprende...
tarea monumental...
compartir y comprender...

que nos tenemos que esforzar...
y aceptar los compromisos...

lo mejor de todo...
es aprender a hacerlo en la forma debida.



Algo bueno

Mis pensamientos preferidos...
son acerca de todas las motivaciones...

Que bueno es que podamos sonreír...

Significa que hay algo bueno...
algo que seduce y que produce deseo...

Los buenos objetivos...
nos hacen respirar con ganas...
y nos llenan de energía...
es algo bueno que nos hace vivir bien.



Alas

Alas...
en la mente...
en los pies...
en la espalda...
y podrás volar.

Si mutilo mis alas...
otras vuelven a crecer...
y no pararé...
hasta que muera en el intento.

Hasta que me mate el desprecio...
o me digan...
¡necio!
bajándome...
matándome a pedradas...

Alas...
en mis costados...
en mis brazos...
en los muslos...
en la imaginación.

Alas...
que me apartan de los demás...

que me acercan al sol...
y aunque me queme...
respiro libertad.



Bautismal

Agua...
de trasfondos y océanos...
reflejas la vida...
constante y oleando...

Creces y te vuelves tempestad...
faltas y eres necesidad...

Si te enturbias envenenas...
si te encuentras en paz...
contigo se puede bautizar.



La caída de la manzana

Herético secreto...
figura misteriosa...
autodidacta, místico...
alquimista, genio...

Zarandeo el conocimiento
acumulado por siglos...

la matemática, la mecánica
y la óptica...
se beneficiaron con enormes progresos...

Qui genus...
humanun ingenio superavit...

Wordsworth escribió...

...con su rostro anguloso y callado,
el índice de mármol de una mente que Viaja
por siempre a través de los extraños mares
del pensamiento en soledad.

El Papa Alejandro mencionó que...

"La naturaleza y las leyes naturales
se hallaban ocultas en la noche:

Dios dijo, ¡Que Newton sea!
y se hizo la luz".

Qui genus...
humanun ingenio superavit.



A través de los días

¡Feliz cumpleaños!...
imagina, imagina...
mi sonrisa a tu lado...

Ve que me he convertido en un niño...
se ha hecho un milagro...
mi corazón se ha abierto...

Y te digo que tú eres todo un canto...
estas llena de vida...
y me compartes un cacho...

Imagina, imagina...
que tu corazón palpita...
que me sonríes...
y me dices...
no me dejes solita...

¡Ay, vida!...
dame tiempo y gracia...

Que través de los días...
si Dios y tú lo quieren...
me verás arraigado en tu alma.



Luna soleada

Luna soleada...
con próvida fortuna...
son tuyas las palabras...
que dibujan el alma...
la hacen carne que provoca
la palma de la mano
para que esta se extienda.

Y en un suspiro el aire...
hace bandadas de amor...

La bienandanza de la luna soleada...
propicia al amigo...

Tuyo es mi nombre...
tú le iluminas...

No es culpa mía...
apreciar como aprecio el amor...

Y en un suspiro...

el aire prodiga...
rosas, vino y espuma...
baile de amigos...

Son las lunas...
y de todas ellas una...

la luna soleada...

la que hoy en especial...
me hace sentir...
que se ha embargado mi soledad...
y me ha hecho sonreír.



En medio de los sueños

¡Ay, si yo supiera!...
lo que es vivir...

pero el saber se me niega...
no hay fórmulas...
ni sentidos...
que me alcancen...
para tan magna tarea...

Solo sé que me despierto...
percibo, siento, pienso...
y me duermo...

En medio de sueños...
con olor a pañal...

me visto de Rigoletto...
me pongo la sabiduría del niño...

y digo que vivir...
es una diáfana sonrisa...
que surge de un corazón...
en medio de los sueños.



El niño del universo

Qué es ser...
una pregunta parecida a
qué es vivir....

hummm, no lo sé...
puede tener muchas connotaciones...

Vuelvo a tratar...

Sé que siento...
pienso, sonrío y lloro...

Y no estoy seguro
de ser...
quizá como el viento...
quizá como el sol...
o tal vez la noche...
llena de suspiros...

una parsimonia para el amanecer...

que Dios bendiga el alba...
y a quienes con ella...
tenemos la dicha de nacer
todos los días con ganas de aprender...

Que no estoy seguro
de ser...
quizá sólo como el fuego...
o como el hielo...
o como sábanas de terciopelo
impregnadas de ternura...

No, no sé ser un solo ser...

Pues soy mucho más...
que tiempo, pasión...
creatividad, silencio...

soy una compañía...
que sonríe, corre...
y quiere crecer cada día...

soy el niño...
que pertenece al universo.



Que cosas...

No, la imaginación...
no me funciona...
no se me ocurre nada...

Será porque estoy en blanco...

como siempre nunca...
estoy perdido...
en medio del espacio...

sin sinapsis...
sin catarsis...
bobeando...

No te rías...
que estas cosas...
son contagiosas...

y puede...
que no te des cuenta...

que estas perdiendo tu tiempo...
leyendo estas notas...
que no te dicen nada.



Mi casa es esa...

Reflexionando me di cuenta de que...
las lluvias fuertes formaron los ríos...
y entre las rocas, la arena y los desvaríos...
con buenas ganas, fundí mi mente con el mar...

Me impresionó la vida inteligente...
los delfines buenos que siempre se sonríen...
y el embelesó de las olas locas perseguidas por gaviotas...
en un rompiente acogedor...

¡Ay, del mar la calma!...
se mete el Sol y la Luna me besa...
mi casa es esa...
el alma blanca, la tranquilidad, la copa, la pluma...

Y comienza...
el loco de la Luna...
a navegar en la barca...
contemplando su cuna alba...

Pronunciando...
mi casa es esa...
esa es mi casa...

¡ay, del mar la calma!...

Divina aurora, deja que amanezca en mi cama blanca...
rodeado de ballenas, de tortugas, peces, tritones y sirenas...
que a los niños les hablan de cuentos y leyendas
creados con buena voluntad.



Decir

Entre guerra y crimen...
en un universo lleno de soledad...

Me duele mirar...
como crecen los niños...
entre los árboles caídos...

La cada vez más corta infancia...
irremediablemente se pierde...

La pureza no existe...
no, eso no es cierto...

No me gustaría decir...
que la siguiente historia no es verdad...

Existe el cielo...
es eterno...
existe amor y la paz.
Y luego...
soñar que puedo...
con la magia de mis dedos...
escribir el cuento del nunca jamás...

Decir...
lo que los viejos de la aldea cuentan...
que existe un lugar completamente blanco...
donde el canto y los arrullos del sonido natural...
dan calma al dolor...

Decir...
que la pobreza no existe....
que hay mesas con pan y con sonrisas...
donde no existen las prisas...
y por lo mismo se sacia el ser.

Decir...
que el soñar despierto...
no es un sueño...
es realidad.

Decir...
que la abuela y el abuelo...
sempiternos son.

Y con destellos de la aurora...
los padres y los hijos...
siempre están en comunión.

Decir...
que la mano del amigo...
sándalo divino...
es una blanca cuna...
donde puedes descansar.

Decir...
que en esa tierra crecen los laureles...
y se forman las estrellas...
de las manos de doncellas...
llenas de creatividad.

Decir...
que es cierto lo que creo...

Llegó el fin del desierto...
el odio y la avaricia...
se fueron tras la codicia...

y todas las malas cosas...
fueron desterradas...
por el Marqués de Caravaz.

Decir...
que aún entre guerra y crimen...
puedo amar y ser feliz...

Y que vivo eternamente...
en el cuento del nunca jamás.

Aaron Domínguez
adlana@rocketmail.com


Lo más reciente en PoeSite Página principal de PoeSite